Ya estoy en AWS

Ya he terminado la migración de www.albertsampietro.com desde Bluehost a Amazon Web Services.

He estado en el hosting de Bluehost, con base en Utah, un total de 13 años y aunque no he estado del todo descontento con ellos, el hecho de que hayan incrementado el precio de sus servicios, su «discreta» usabilidad en algunas de sus funcionalidades (dificultad para actualizar a la última versión de PHP, gestión de dominios,…), algunos problemas de seguridad y la falta de claridad en el rendimiento de sus aplicaciones me han decidido a cambiarme a AWS.

En Amazon Web Services, utilizo principalmente Lightsail para crear instancias de cada una de mis webs y Route53 para la gestión de dominios y zonas DNS.

Lo más interesante de Lightsail, además del precio, es que es muy rápido instalar aplicaciones como WordPress o Magento gracias a su catálogo de scripts así como la forma en que monitoriza los costes y el rendimiento de cada una de las instancias. La cónsola de administración, en mi caso en Linux, a través de línea de comandos es muy útil para realizar tareas básicas de administración tales como recuperar usuarios perdidos, habilitar certificados para https, etc.

La migración de Bluehost a Lightsail no es trivial y requiere de varios pasos que explicaré en un post aparte.

Recuperar Usuarios y Contraseñas en WordPress

La mejor opción cuando has perdido el nombre de usuario, la contraseña y el correo electrónico de tu usuario en WordPress es acceder a través de línea de comando. Para ello necesitas tener acceso al servidor donde está instalada la aplicación.

WP-CLI es la interfaz por línea de comando de WordPress y a través de ella es posible realizar multitud de tareas. Para recuperar usuarios y contraseñas tenemos que comenzar con:

$ wp user list

Con ella accederemos al listado de usuarios de nuestra instalación en WordPress junto con sus permisos. Una vez hemos identificado el ID del usuario que queremos recuperar tenemos que utilizar la siguiente instrucción:

$ wp user update 1 --user_pass=newpassword

donde «1» es el ID del usuario y «newpassword» es la contraseña que queremos asignarle.

La forma en la que tenemos que acceder a la línea de comandos es diferente dependiendo del sistema operativo que utilicemos. Por ejemplo, en Windows 10, tenemos que pulsar la tecla de Windows+R y ejecutar la aplicación «cmd».

Sonoff TH10

Me compré el Sonoff TH10 hace un año para poder monitorizar temperaturas de forma remota gracias a su sonda y a la aplicación móvil (ver aquí el post que publiqué). El TH10 además incorpora un interruptor controlable a distancia por lo que puede trabajar como termostato tan solo por 18€.

El manual de instrucciones, que adjunto, es muy conciso y claro y describe todo lo que el TH10 puede hacer y la forma de conectarlo.

La sonda de temperatura es externa y se conecta a través de un cable al Sonoff.

Modificaciones en Twenty Sixteen

Finalmente, me he puesto en serio y estoy comenzando a hacer algunas modificaciones en la plantilla Twenty Sixteen de WordPress.

En vez de modificar el PHP como explicaba en este post, en esta ocasión simplemente he añadido nuevo código al archivo de CSS personalizado (Aparencia>Editar CSS).

/*
Quitar blancos en la cabecera - Albert Sampietro 18-09-2019
*/
masthead {
padding-top: 10px;
padding-bottom: 50px;
}

/*
Quitar columna izquierda de metadata y ponerla al final del post - Albert Sampietro 18-09-2019
*/
@media screen and (min-width: 61.5625em) {
body:not(.search-results) article:not(.type-page) .entry-footer
{
float: none;
margin-top: 1.5em;
width: 100%;
}
.single .byline, .full-size-link,
body.group-blog:not(.search-results) .byline,
body:not(.search-results) .entry-format,
body:not(.search-results) .cat-links,
body:not(.search-results) .tags-links,
body:not(.search-results) article:not(.sticky) .posted-on,
body:not(.search-results) article:not(.type-page) .comments-link,
body:not(.search-results) article:not(.type-page) .entry-footer .edit-link
{
display: inline;
}
body:not(.search-results) article:not(.type-page) .entry-footer > span:not(:last-child):after
{
display: inline;
}
body:not(.search-results) article:not(.type-page) .entry-content
{
float: none;
width: 100%;
}
body:not(.search-results) article:not(.type-page) .entry-footer .avatar
{
display: inline;
margin: auto 0.3em 1em auto;
width: 27px;
}}

Los dos cambios que he insertado son la eliminación de blancos antes y después del título del blog y mover la información de metadata (autor, fecha, comentarios,…) de la columna izquierda del post al final.

Garmin Forerunner 935

Finalmente he retirado mi viejo Garmin FR10 y mi Fitbit y me he hecho con el Forerunner 935 que combina GPS con medidor de pasos.

Mis Fitbit, FR10 y FR935

Ya hace más de un mes que me cambié y estoy cada día más contento por varias razones: la batería en modo «normal» dura entre 2 y 3 semanas y en modo GPS unas 10 horas, suficientes para terminal cualquier maratón. Además, en un solo reloj tengo todo lo que necesito y puedo configurar las aplicaciones que quiera y las plantillas de visualización.

Lo he probado corriendo y nadando y va de fábula con una precisión muy buena, captando todos los satélites en menos de 30 segundos esté donde esté (con el FR10 podía tardar a veces hasta 10 minutos).

En fin, que estoy muy contento con el cambio.

Google Sheets en WordPress

Por fin he cambiado el sistema de publicación del listado y estadísticas de países visitados, carreras disputadas y libros leídos de mi blog personal que hasta este momento eran texto plano editado a mano.

He traspasado todos los datos en forma tabulada a Google Sheets y de ahí he generado con la opción «Publish to the web» el código embebido que he pegado en la página de wordpress.

La diferencia entre el código que ofrece Google y lo que últimamente he publicado es básicamente este conjunto de atributos: Width y Heigth para definir el tamaño del iframe y Frameborder para quitar el borde que viene por defecto. En este caso, además, he modificado el atributo Range que no pertenece al iframe sino al código que genera Google Sheets.

<figure><figure><figure><iframe src="https://docs.google.com/spreadsheets/d/e/2PACX-1vQhJB-4sS4wAbWYxRn6e1qrAxshUUWyUF8jeMwdsbKzi8sRlyhcblJNTHDggyGxLI6O65UdK4jy8gC4b7/pubhtml?gid=237186781&single=true&widget=true&headers=false&range=A1:E500" width="1000" height="8000" frameborder=0></iframe></figure></figure></figure>

Al final, este ha sido el código que he insertado como HTML en la entrada de WordPress y que nos da mucha más flexibilidad que la normal función de tablas o de texto formateado que viene estándar con la plataforma.

SSL en WordPress

Por fin me he decidido a poner un certificado SSL en mi blog personal y que deje de salir el desagradable «No es seguro» en Chrome junto a la URL.

La tarea ha sido bastante sencilla y ha sido suficiente con instalar un certificado, en mi caso el de PositiveSSL y después descargar y activar el plugin Really Simple SSL. Y ya está: automáticamente ahora la URL cambia a HTTPS desde HTTP.

Medición remota de la temperatura

Aunque hay varios sistemas para poder medir remotamente la temperatura interior, yo utilizo dos que van realmente bien.

Uno de ellos es el Amazon Echo Plus 2a Generación que incorpora de serie un sensor de temperatura automáticamente visible desde Alexa («Alexa, ¿qué temperatura hace aquí?» o desde su aplicación.

Acceso a la temperatura del salón desde la app de Alexa

Otro sistema que también he probado es a través del sensor de temperatura y humedad Sonoff TH10 (se puede comprar en Amazon por 18€) al que necesitarás montarle el cableado de forma manual. Equipa además un interruptor con control remoto por ejemplo para controlar un radiador o ventilador.

El Sonoff TH10 necesita la aplicación eWeLink y el único problema que le veo es que no es compatible con Smart Life. De todas formas, eWeLink funciona perfectamente y tiene una interfaz muy amigable y cómoda que permite la automatización y programación de rutinas y tareas.

Smart Life

Desde hace unos días he comenzado a utilizar la app Smart Life para poder controlar remotamente algunos radiadores eléctricos a distancia sin tener que pelearme con Alexa que ya se encarga de encender las luces del comedor con solo decir «Alexa, enciende las luces».

Smart Life incorpora el estándar IFTTT (IF This Then That) para añadir cierta inteligencia a las acciones básicas como por ejemplo «cuando la temperatura del salón sea inferior a 20 grados y esté en casa, enciende la calefacción».

Smart Life

Pantallazo de la app Smart Life

Para poder controlar los radiadores, he comprado unos cuantos enchufes inteligentes de la marca Teckin que funcionan de maravilla y que salen a unos 12€ cada uno. Además de conectarse al wifi de forma automática, permiten monitorizar el consumo energético de cada uno de ellos por lo que si tienes dudas sobre cuanto gasta un electrodoméstico puedes también utilizarlos para ello.

Mi nuevo despertador

Después de haber jubilado mi despertador después de 10 años con él, la tarea de sustituirlo se anticipaba larga y costosa. Sin embargo no ha sido así.

Fue casi por casualidad que hace unos días andando por el aeropuerto de Heathrow, en Londres, me tope con el Amazon Echo Spot un pequeño artilugio con pantalla, cámara, altavoz y toda la potencia de Alexa y que se ha convertido en una de mis mejores compras de los últimos años.

Pol y el Amazon Echo Spot en mi mesita de noche

Algunas de las razones de mi plena satisfacción como radio-despertador son:

  1. La luz del display se atenúa automáticamente para ser visible tanto durante el día como por la noche sin molestar.
  2. Para poner una emisora de radio basta con decir «Alexa pon la Cadena Ser».
  3. Para poner una alarma se puede hacer por la pantalla táctil o simplemente con «Alexa, despiértame mañana a las 7» o «despiértame todos los días de lunes a viernes a las 7».
  4. Con solo preguntarle a Alexa podemos sabe la temperatura exterior y la previsión, así como las noticias del día.
  5. También sirve como cámara remota para cuando no estamos en casa y queremos «ver» nuestra casa.
  6. A Pol le apasiona porque con solo decir «Alexa, canta una canción», el Spot canta canciones infantiles aleatorias.
  7. Y finalmente porque abre un mundo ilimitado de posibilidades para automatizar luces, enchufes y cámaras.

El resumen es que estoy super encantado con mi Echo Spot y recomiendo su compra como despertador. Su precio es de 128€ pero en Inglaterra y Estados Unidos está más barato.