Olèrdola

Esta mañana hemos estado visitando la Montaña de Olérdola, a unos 30-40 minutos de Barcelona, desde la que podemos viajar desde la prehistoria a la vieja ciudad medieval pasando por la impresionante fortificación romana y por el viejo poblado íbero.

La visita da para una mañana y la verdad es que hay numerosos puntos que merecen un buen rato como la cisterna romana y su sistema de captación de agua, la muralla romana o la iglesia de Sant Miquel junto a su necrópolis.

Las vistas a los viñedos del Penedés y al mazizo del Garraf desde los puntos más altos de la montaña también son dignos de mención aunque sin duda alguna uno de los puntos fuertes de la visita es la Iglesia de Sant Miquel, consagrada en el 992, y rodeada de una necrópolis utilizada para realizar enterramientos durante más de 1000 años.

Reserva de Vueling a través de Iberia

Uno de los problemas principales cuando compras billetes de avión con Iberia para volar con Vueling es el proceso de acceso a la tarjeta de embarque desde la aplicación móvil.

El proceso de checkin se tiene que iniciar siempre desde la web de Iberia y desde ahí nos redirige a vueling.com donde tenemos que seleccionar asientos, etc. Una vez que hemos terminado con el checkin, si queremos tener las tarjetas en el móvil podemos proporcionar el número de teléfono o email y recibiremos un SMS o correo con un link… que no va!.

No se cual es la razón, pero la única forma de conseguir las tarjetas de embarque en el teléfono es entrar el código de reserva de forma manual y aquí es donde está el truco: Vueling e Iberia utilizan códigos de reserva diferentes y el de Vueling no aparece por ninguna parte excepto en el SMS que hemos recibido.

En el ejemplo, «ZFI93J» es el código de reserva de Vueling con el que podemos acceder directamente a la gestión del checkin en la web de Vueling o en su app móvil.

Las tres ventajas de hacer la reserva a través de Iberia son que puedes llevar maleta y mochila en cabina sin tener que pagar extra como sucede en Vueling, puedes cambiar asientos y además acumulas Avios.

Museo Nacional de Beirut

El viernes pasado tuve la oportunidad de visitar el Museo Nacional de Beirut y descubrir una de las maravillas más importantes del mundo: el sarcófago de Ahiram, un rey fenicio de Byblos (ubicada a unos 40 kms al norte de Beirut), y considerada la primera inscripción en alfabeto fenicio del mundo y por tanto pieza fundamental para entender como se transmitió el alfabeto a Europa para evolucionar hasta nuestro sistema actual.

Entrada al Museo Nacional de Beirut

Aunque su antigüedad es algo imprecisa se estima que puede datarse alrededor del 1000 a.c. es decir con una edad de más de 3000 años.

La parte más importante de la inscripción hallada en la parte exterior de la tapa del sarcófago dice así: «Si un rey entre reyes, un gobernador entre gobernadores o un general atacara Byblos y profanara este sarcófago, se deshoje el báculo de su poder, se derrumbe su trono y huya la calma de Byblos«.

El resto del museo es igualmente apasionante con muchos objetos recogidos en la necrópolis de Byblos y en otros lugares del Líbano de procedencia fenicia, griega y romana.

Bacamorta

El domingo pasado, volviendo de Ainsa, llevaba el coche en modo «random» y al pasar por Morillo de Liena en la comarca de la Ribagorza vi un cartel que ponía «4 Bacamorta» y claro, no podía dejar pasarlo, así que me metí por la carretera que en unos metros se convirtió en carreterita y al cabo de dos kms en pista forestal.

Bacamorta es un despoblado en el Valle de Nocellas ubicado en lo alto de una colina abandonado desde la segunda mitad del siglo XX.

Pista forestal de acceso a Bacamorta

La parte final de la pista forestal es bastante complicada, con fuertes pendientes y muchos agujeros y piedras por lo que mi recomendación es que no te metas por ella a no ser que tengas tracción en las cuatro ruedas.

De todas formas, el último kilómetro se puede hacer caminando sin problema y vale la pena cansarse un poco solo para poder contemplar las vistas y las casas consumidas por la hiedra.

Corbera del Llobregat

La primera semana de enero estuvimos Pol, Blanca y yo de excursión por Corberà del Llobregat y nos gustó mucho. A escasos 20 minutos de Barcelona y rodeado de montañas y bosques, se ubica esta pequeña población que aunque es principalmente conocida por su pesebre viviente durante la Navidad, tiene mucho más que ofrecer.

Corbera del Llobregat

Su casco antiguo, aunque pequeño, es realmente impresionante con sus construcciones en arenisca roja encaramado en la parte alta del pueblo y que incluye las antiguas murallas del castillo y el complejo de la Iglesia.

Bajando por la parte posterior hay un agradable paseo de pequeñas casitas donde se ubica el pesebre viviente en época navideña y que merece una visita en cualquier momento del año.

También son igualmente interesantes las múltiples pistas y senderos que rodean y atraviesan la zona tanto para trekking como para ir en bicicleta.

El Puente de Moscarales

A unos 15 minutos andando desde Boltaña nos encontramos uno de los sitios de referencia del municipio que mucha gente desconoce y que considero de imprescindible visita.

La forma más fácil de llegar es la menos agraciada por lo que mi recomendación es dejar el coche en el Convento del Carmen o en el Camping Boltaña y caminar un sendero durante unos 30 o 15 minutos, dependiendo de donde hayamos aparcado, hasta que lleguemos a una pequeña zona de picnic muy integrada en el entorno junto al imponente puente románico de Moscarales.

Puente de Moscarales eb Boltaña

El puente no está excesivamente documentado pero se cree que su primera construcción sea del siglo XI aunque muy probablemente haya sufrido muchas modificaciones en estos 1000 años. En todo caso, su belleza es innegable.

Puente de Moscarales en Boltaña

Para los que vengais por el camino bonito junto al rio Ara desde el Convento del Carmen o por el Camping, tened en cuenta que los metros finales son un poco complicados si no eres muy ágil o si vas con niños. En todo caso, cálzate unas buenas zapatillas con buen taqueado para evitar resbalar y caerte al rio.

La ubicación del puente en Google Maps es esta y si quieres más información puedes consultar Cazando Puentes.

El viaje de los 50 (I)

Así que podamos movernos líbremente por el mundo, tendré que celebrar como se debe mi 50 cumpleaños y con algunos amigos hemos hablado de hacer un gran viaje en coche. Algunas de las opciones que estamos barajando son estas:

      • De Anchorage a Miami. El viaje comienza en la capital de Alaska y desde ahí atravesamos Canadá hasta entrar en Estados Unidos por Dakota del Norte, donde podemos visitar alguna reserva india, para continuar por Minneapolis, Chicago, Nashville, Atlanta y finalizar en Miami. En total son 80 horas de conducción o 10 días sin descanso.
  1.  
      • De Punta Arenas a Chacalluta. Arrancamos en el sur de Chile en Punta Arenas y nos adentramos durante unos cuantos cientos de kilómetros en Argentina hasta alcanzar San Carlos de Bariloche donde volvemos a Chile después de atravesar los Andes. A partir de ahí comenzaremos a subir hacia llegar a Santiago y despúes de 5.000 kms llegar a  la frontera con Bolivia en Chacalluta. Son 61 horas de coche sin descanso.
    1.  
      • De Vladivostok a Moscú. Este es el viaje más espectacular de todos: 9.000 kms y 120 horas desde el Mar de Japón a Moscú, atravesando 3.000 kms de bosque antes de llegar al lago Baikal y a la capital de Siberia, Novosirvisk. A partir de ahí la densidad de ciudades aumenta ligeramente hasta llegar a Moscú.
    2.  
      • De Las Vegas a New York. Algo más conservador, fácil y tranquilo, la ruta desde Las Vegas a New York atraviesa el Cañón del Colorado, algunas reservas indias, Omaha, Chicago, Toronto, Montreal y llega hasta Manhattan entrando por el verde Vermont. En total 43 horas de conducción.

Estas son las primeras cuatro opciones que estamos explorando aunque también me gustaría mirarme alguna travesía por Kazajistán o una propuesta en firme que me han hecho para ascender el Elbrus, el monte más alto de Europa en Rusia, partiendo en coche desde Barcelona.

Lugares que tienes que visitar

Esta es mi particular lista de lugares que tienes que visitar antes de que te mueras:

  • Alemania – Puerta de Ishtar, Museo Pergamon, Berlín – Aunque es una pena que no se pueda admirar esta maravilla en su lugar original, contemplar una de las puertas de la antigua ciudad de Babilonia es sin duda una parada imprescindible si estás en Berlín.
  • Argentina – Cementerio de la Recoleta, Buenos Aires – Posiblemente existen pocos cementerios más magestuosos que el de la Recoleta en la capital de Argentina. Justo al lado, también se encuentra la magnífica Basílica (antes Iglesia) de Nuestra Señora del Pilar (o La Recoleta).
  • Austria – Cementerio, Catacumbas y Abadía de San Pedro en Salzburg – Junto a una enorme mole montañosa, en el centro de Salzburg, existe uno de los cementerios más bonitos del mundo, junto con un pequeño complejo de catacumbas y la magnífica abadía de San Pedro.
  • Bosnia i Herzegovina – Mostar – Patrimonio de la Humanidad, Mostar constituye un destino imprescindible por dos razones: la primera por su atractivo cultural como ciudad medieval, enclavada en el rio Neretva y por último como símbolo de la paz y de la guerra.
  • Costa Rica – Parque Nacional Tortuguero – La gran tortuga verde decide cada 3 o 4 años acercarse a esta estrecha franja de costa caribeña para poner sus huevos en la playa y posteriormente volver al agua. Al cabo de 2-3 meses, miles de tortuguitas nacen y emprenden el camino, repleto de peligros, hacia el océano. El espectáculo es colosal e inolvidable.
  • Eslovenia – Bled y los Alpes Julianos – Este apasionante macizo montañoso situado en los confines entre Eslovenia, Austria e Italia mantiene en parte un estilo de vida y entorno propio en el que tanto en Verano como en Invierno resulta aconsejable ir.
  • España – Iglesia de Santa María del Mar – En Barcelona encontramos esta magnífica iglesia del siglo XIV, majestuosa y exquisita, que la convierten en una de las joyas más importantes de la ciudad.
  • España – Siurana – En la provincia de Tarragona, Siurana, rodeado por esbeltas paredes verticales de roca fue el último Reino de Taifas en ser conquistado por los cristianos en Catalunya.
  • Estados Unidos – Gran Cañón del Colorado – Por mucho que lo hayamos visto en películas y fotografías, la realidad supera en mucho a lo que nos podemos imaginar del sitio sin haber estado. Por supuesto no solo debemos contentarnos con verlo desde la cima sino que debemos caminar por su interior unas cuantas horas para impregnarnos de una de las grandes maravillas de nuestro planeta.
  • Inglaterra – Ophelia en la Tate Galery – Pintado por John Everett Millais, este cuadro se conserva en la Tate Galery de Londres. Aunque se podría leer y decir mucho de él, es mejor verlo y opinar, y quizás luego revisar su historia y significado.
  • Inglaterra – Abadía de Westminster – Construída en el siglo XI, esta colosal iglesia anglicana con tamaño y formas de catedral, alberga claustros, celdas y torreones que impresionan por su antigüedad y por la arquitectura rebuscada en algunos de sus callejones, túneles y celdas.
  • Israel – Jerusalén – La capital del mundo se halla en Israel enclavada en una de las zonas más inestables del mundo y al mismo tiempo en uno de los lugares más excepcionales, base de toda la historia y religiones de occidente y oriente.
  • Italia – Verona – Posíblemente la ciudad más bonita y encantadora de Italia: Varias colinas, un teatro y anfiteatro romanos, un castillo, iglesias, Romeo y Julieta, restaurantes, bares y todo a pie o en bicicleta.
  • Italia – Basílica de San Vitale en Ravenna – Una de las obras maestras del arte bizantino en todo el mundo en una basílica del siglo VI en una ciudad repleta de tesoros y considerada Patrimonio de la Humanidad.
  • Italia – Catacumbas de los Capuchinos en Palermo – Espectacular (y macabra) colección de cientos de cuerpos embalsamados y vestidos con la ropa de época en que murieron se amontonan de forma ordenada en las catacumbas del Monasterio de los Capuchinos en Palermo, en Sicilia.
  • Japón – Hiroshima – Posiblemente no es la ciudad más bonita del mundo pero sus circunstancias jugaron un papel fundamental en la historia del siglo XX. Una ciudad que no deja indiferente, símbolo de la paz.
  • Malta – La «Mujer Durmiendo» y el Hypogeum de Hal Saflieni – En la isla de Malta se encuentra el único momunento funerario prehistórico subterraneo de todo el mundo. Con más de 5.000 años de antigüedad está considerado una construcción única en la que se encontraron importantes muestras de arte antiguo entre las que destaca la «Mujer Durmiendo».
  • Marruecos – Noche en el Valle del Draa – No hay hoteles y prácticamente tampoco agua corriente, restaurantes o teléfonos hasta que no llegas hasta Zagora. Permanece una noche durmiendo en una tienda o a la intemperie en este verde valle a pocos metros del desierto del Sáhara y rodeado de secas montañas.
  • Mongolia – Monasterio de Erdene Zuu – Quizás uno de los lugares más remotos del planeta. Mongolia, con el desierto del Gobi y su extrema meteorología (-40º a +30º) junto a una naturaleza totalmente virgen y desbordante es un lugar clave.
  • Rusia – Plaza Roja de Moscú – Referencia obligada para revivir una parte de la historia clave del siglo XX sin olvidar las excepcionales obras arquitectónicas que la rodean tales como la Basílica de San Basilio o el Kremlin.
  • Suecia – Museo Vasa en Estocolmo – El 10 de agosto de 1628 un colosal buque de guerra armado con decenas de cañones zarpó del puerto de Estocolmo y debido a un problema de fabricación se hundió unos minutos después. 333 años después el buque ha sido reflotado y se muestra con toda su historia en este magnífico museo que merece al menos unas 2 o 3 horas de contemplación.
  • Uzbekistan – Kampyr Tepe – Junto a la frontera de Afganistán se encuentra este espectacular complejo histórico completamente abandonado y sin ningún tipo de vigilancia que data del 300 A.C. y que se remonta a los tiempos de Alejandro Magno. No hay prácticamente documentación del lugar pero por su extensión, su recinto amurallado y las increíbles vista al valle del Amudaryo debería ser considerada una de las 8 maravillas del mundo.