La mejor Paella de la última década

La semana pesada en Menorca, visitamos casi por casualidad el Restaurante Voramar en una mañana de lluvia y viento en la que no apetecía ir a la playa.

Pese a que el aspecto del establecimiento no es lo más atrayente del lugar y el interior roza el minimalismo clásico extremo, la paella de marisco que pedimos fue probablemente la mejor que he comido en muchos años, quizás en la última década.

En el restaurante estábamos nosotros solos y la única persona que nos atendía y nos servía era también el cocinero. Posteriormente he descubierto que era Antonio Marqués, el director del restaurante y del hotel.

El trato fue exquisito y nos quedamos con las ganas de probar más platos por lo que el año que viene repetiremos.

Las vistas de la terraza si son espectaculares aunque no pudimos disfrutarlas mucho por la lluvia.

Vista desde la terraza del Restaurante Voramar en Ciutadella

Está ubicado en el norte de Ciutadella, concretamente en la zona de Cales Piques muy cerca de Cala en Blanes.

Monasterio de Agios Antonio

Este julio hemos estado en Milos y Paros, en las Cícladas, de playa en playa en una experiencia realmente única y en la que hemos podido disfrutar de del mar casi en exclusiva para nosotros, especialmente en Milos.

Pero además de playa, las Cícladas encierran otros tesoros como por ejemplo el Monasterio de Agios Antonio (o San Antonio) en la isla de Paros, encaramado en lo más alto de una colina junto al mar desde donde se tienen vistas increíbles.

Vista de Paros desde la Iglesia de San Antonio

Aunque la primera constancia de la existencia del monasterio data de 1420, la invasión de los Otomanos y algunos períodos convulsos de su historia han hecho que la mayoría de los frescos y tallas en madera sean de los siglos XVI a XVIII. Un poquito más de su historia (en inglés) la puedes encontrar aquí.

Iglesia-Monasterio de San Antonio

Sin duda, es un lugar de imprescindible visita si estás por Paros, no tan solo por la importancia de la iglesia-monasterio sino por las vistas y el bonito camino en coche hasta la cima que no toma más de 10 minutos desde Marpissa.

Edimburgo de los 7 Mares

La población más remota del mundo se llama Edimburgo de los Siete Mares y se encuentra en el atlántico sur a 2.800 kms de Ciudad del Cabo en una pequeña llanura en la falda de un volcán de 2062 metros en la isla de Tristán da Cunha.

La isla es uno de los 16 territorios de ultramar del Reino Unido y el nombre de la población se debe a la visita que el Duque de Edimburgo realizó a la zona en 1867.

Solamente se puede acceder a la isla por mar en un pequeño barco con capacidad para 12 pasajeros que zarpa una vez al mes de Ciudad del Cabo y que necesita 6 días para llegar. Las autoridades de la isla recomiendan a sus 280 habitantes que planifiquen al menos con un año de antelación sus viajes para poder reservar billete en ese barco. No existe turismo en la isla y si quieres visitarla necesitas conseguir una autorización especial del gobierno.

Edimburgo de los Siete Mares (fotografía de FoxFoxington)

Todos sus habitantes descienden de unos 15 habitantes iniciales que ocuparon la isla a principios del siglo XIX y solo existen 6 apellidos fruto de la alta endogamia existente.

Sus habitantes son una combinación de jubilados que viven de sus rentas y agricultores que continúan trabajando la tierra con los mismos métodos artesanales de hace 100 años.

Vale la pena leer un poco más sobre la isla en esta interesante página en inglés.

No es necesario decir que he añadido este lugar a mi lista de lugares que me gustaría visitar alguna vez en la vida.

Rin de la Carrasca

En las próximas semanas tenemos programado pasar unos días en la zona de Isávena en el norte de Huesca, de donde era originaria mi abuela materna. Concretamente había nacido en la Pobla de Roda, ubicado en la llamada «franja» y donde la primera lengua es el catalán pese a pertenecer a Aragón.

Uno de los lugares a los que iremos es Rin de la Carrasca, un núcleo deshabitado ubicado a 1.274 metros de altitud y que junto a Pedruy, Carrasquero i El Camp fundaron la Pobla de Roda en 1276. Su creación se sitúa en torno al siglo XI, cuando se conquistaron sus territorios a los musulmanes.

Rin de la Carrasca (foto de Carolina Latorre Canet)
Rin de la Carrasca (foto de Carolina Latorre Canet)

En la web del románico aragonés hay un pequeño artículo muy interesante de la población. Ver también el Cado de Chorche. Su ubicación exacta está aquí.

Sant Pol de Mar

Aprovechando que Pol ya casi está aquí, ayer fuimos a dar una vuelta por Sant Pol de Mar, una pequeña población costera de El Maresme a unos 45 minutos de Barcelona.

Playa de San Pol
Playa de San Pol

El pueblo está dividido por la vía del tren quedando en un lado la playa y en el otro las casas. El imponente túnel que atraviesa el Turó de Sant Pau fue terminado el 1859 cuando el ferrocarril llegó al pueblo después de varias incidencias y accidentes.

Túnel de Sant Pol
Túnel de Sant Pol

Hasta ese momento, el transporte de mercancías desde Barcelona se realizaba en diligencia o en barco y era un viaje accidentado y difícil principalmente en invierno o en la época de lluvias.

Talamanca: La última batalla ganada

Ayer estuvimos en Talamanca, un pequeño y bonito pueblo a una hora de Barcelona con los restos del imponente Castillo de Talamanca, mencionado por primera vez en 967 y destruido en 1714.

Talamanca
Talamanca

Durante la Guerra de Secesión, Talamanca fue el escenario de la última batalla ganada por el ejército austracista frente a los borbónicos el 13 y 14 de agosto de 1714.

El Conde de Montemar, en el bando borbónico y al frente de un ejército de 3000 hombres, se enfrentó a los 2000 soldados del Marqués de Poal, defensores del Archiduque Carlos de Austria, y después de 2 días de enfrentamientos el Conde y sus tropas tuvieron que retroceder hasta Sabadell.

Fue la última gran batalla ganada por los Austracistas en Cataluña que cayeron definitivamente el 18 de septiembre con la toma de Cardona.

Lithica – Pedreres de s’Hostal

Un espectacular lugar que debes visitar si vas a Menorca son las Pedreres de s’Hostal, una antigua cantera con más de 200 años de historia y que estuvo en explotación hasta 1994 y en la que se extraía la famosa piedra de marés con la que se han construído buena parte de los edificios antiguos de la isla, incluída su catedral.

Pedreres de s'Hostal
Pedreres de s’Hostal

Pedreres de s'Hostal - Jardines
Pedreres de s’Hostal – Jardines

Pedreres de s'Hostal - Maquinaria
Pedreres de s’Hostal – Maquinaria

La visita a la cantera nos puede llevar como mínimo una hora y media si queremos verlo todo y combina jardines, laberintos, paredes verticales y fosos gigantes. Se encuentra a 1 km de Ciutadella.

Es una cita imprescindible tanto para los amantes de la arqueología industrial como para los que busquen un rato de tranquilidad fuera del bullicio de la isla en verano.

La Fuente de Sieste

Ésta es la Fuente de Sieste, a medio camino entre Sieste y Margudgued en mitad de un estrecho camino boscoso al que solo se accede a pie.

Fuente de Sieste
Fuente de Sieste

No se la edad de la fuente pero por su aspecto tiene pinta de ser muy vieja. Cuando mi padre era pequeño (y ahora tiene 84 años) ya existía y toda la gente del pueblo la recuerda de siempre.

Su situación exacta es esta. Hay básicamente un par de caminos para llegar: el primero es ir por Margudgued y coger el camino que lleva al Camping y un poco antes de entrar, torcer hacia la izquierda por un sendero con bastante subida y piedras. Solo hay que seguir el camino y ya se llega. Desde el pueblo hay unos 25 minutos andando.

La segunda opción es desde la carretera de Sieste y es adecuada si vamos en coche. En ese caso hay que aparcar aquí y seguir el camino a pie. Es muy importante no irse para abajo por el camino grande sino tomar un sendero con bastante pendiente que hay a la derecha. Siguiéndolo todo recto se llega a la fuente en menos de 10 minutos.

Una vez en la fuente, podemos subir al campo de encima desde donde hay unas magníficas vistas de Sieste, Margudgued y Boltaña.

Cuidado con los jabalís si vais de noche.

¿Que hacer en Elche de la Sierra?

Elche de la Sierra es el otro pueblo de Laura. Hace un par de semanas estuvimos por allí y se nos quedaron multitud de sitios que visitar en sus alrededores.

Aunque un simple vistazo puede hacernos creer que es un lugar sin demasiado interés, la realidad es bien distinta. He aquí una lista de lugares y actividades que no debes obviar si vas por ahí:

  • Lavadero: El antiguo lavadero público del pueblo tiene capacidad para 75 puestos y fue construido alrededor de 1960 (aunque parece más viejo).
  • Ir de tapas: No te dejes guiar por Trypadvisor porque no sale casi ningún restaurante ni bar pese a que está plagado. Una buena recomendación es ir a este del que ni siquiera se el nombre… Los precios son extremadamente baratos (5-10€ por persona). Prueba los caracolillos.
  • Pantano del Cenajo: Si te gustan los embalses, debes ir. Está rodeado de pequeñas y suaves colinas con un islote en el centro (depende de la altura del agua) e interesantes vistas. Fue inaugurado por Franco en 1963.
  • Charco Pataco: A pocos kms de Letur, se encuentra esta poza en mitad del bosque y a la que se llega por un bonito camino y que en verano nos permitirá un buen chapuzón.
  • Camino de la Longuera: Es una excursión de ida y vuelta de unas 2 horas a lo largo de unos 10 kms en total que se puede alargar para subir hasta algún mirador. Discurre entre colinas y campos cultivados hasta llegar a un antiguo cortijo de labranza.
  • Las Canales. Es un antiguo «acueducto» aun en uso cuyas partes más antiguas tienen más de 2500 años.
  • Peña San Blas. Desde Elche de la Sierra, este majestuoso pico destaca en medio de las suaves colinas que la rodean y hacen casi imposible intentar su ascensión.

Peña San Blas
Peña San Blas

Estas son solo algunas de las opciones que nos ofrece Elche de la Sierra y sus alrededores pero a la que nos movemos unos pocos kilómetros más, la Cuenca del Segura nos ofrece multitud de excursiones y lugares que visitar más.

La primera ruta transpirenaica en globo

El 23 de enero 1906, a las 6.30 de la mañana, aterrizó en Hernán Valle (a unos pocos kms de Guadix, en Granada) un globo aerostático que se acababa de convertir en el primero que cruzaba los Pirineos. Estaba pilotado por Jesús Fernández Duro, que había partido de Pau (Francia) el día anterior y después de 700 kms, lluvia, nieve y temperaturas de hasta -18ºC, se vio obligado a tomar tierra aquí.

Hernán Valle
Hernán Valle

Esta tarde hemos estado en Hernán Valle, el pueblo natal del padre de Laura y después de dar unas vueltas por la zona hemos descubierto el monumento que recuerda la proeza aérea hace 111 años y que conmocionó al pueblo solamente 26 años después de su fundación.