El viaje de los 50 (I)

Así que podamos movernos líbremente por el mundo, tendré que celebrar como se debe mi 50 cumpleaños y con algunos amigos hemos hablado de hacer un gran viaje en coche. Algunas de las opciones que estamos barajando son estas:

      • De Anchorage a Miami. El viaje comienza en la capital de Alaska y desde ahí atravesamos Canadá hasta entrar en Estados Unidos por Dakota del Norte, donde podemos visitar alguna reserva india, para continuar por Minneapolis, Chicago, Nashville, Atlanta y finalizar en Miami. En total son 80 horas de conducción o 10 días sin descanso.
  1.  
      • De Punta Arenas a Chacalluta. Arrancamos en el sur de Chile en Punta Arenas y nos adentramos durante unos cuantos cientos de kilómetros en Argentina hasta alcanzar San Carlos de Bariloche donde volvemos a Chile después de atravesar los Andes. A partir de ahí comenzaremos a subir hacia llegar a Santiago y despúes de 5.000 kms llegar a  la frontera con Bolivia en Chacalluta. Son 61 horas de coche sin descanso.
    1.  
      • De Vladivostok a Moscú. Este es el viaje más espectacular de todos: 9.000 kms y 120 horas desde el Mar de Japón a Moscú, atravesando 3.000 kms de bosque antes de llegar al lago Baikal y a la capital de Siberia, Novosirvisk. A partir de ahí la densidad de ciudades aumenta ligeramente hasta llegar a Moscú.
    2.  
      • De Las Vegas a New York. Algo más conservador, fácil y tranquilo, la ruta desde Las Vegas a New York atraviesa el Cañón del Colorado, algunas reservas indias, Omaha, Chicago, Toronto, Montreal y llega hasta Manhattan entrando por el verde Vermont. En total 43 horas de conducción.

Estas son las primeras cuatro opciones que estamos explorando aunque también me gustaría mirarme alguna travesía por Kazajistán o una propuesta en firme que me han hecho para ascender el Elbrus, el monte más alto de Europa en Rusia, partiendo en coche desde Barcelona.

Lugares que tienes que visitar

Esta es mi particular lista de lugares que tienes que visitar antes de que te mueras:

  • Alemania – Puerta de Ishtar, Museo Pergamon, Berlín – Aunque es una pena que no se pueda admirar esta maravilla en su lugar original, contemplar una de las puertas de la antigua ciudad de Babilonia es sin duda una parada imprescindible si estás en Berlín.
  • Argentina – Cementerio de la Recoleta, Buenos Aires – Posiblemente existen pocos cementerios más magestuosos que el de la Recoleta en la capital de Argentina. Justo al lado, también se encuentra la magnífica Basílica (antes Iglesia) de Nuestra Señora del Pilar (o La Recoleta).
  • Austria – Cementerio, Catacumbas y Abadía de San Pedro en Salzburg – Junto a una enorme mole montañosa, en el centro de Salzburg, existe uno de los cementerios más bonitos del mundo, junto con un pequeño complejo de catacumbas y la magnífica abadía de San Pedro.
  • Bosnia i Herzegovina – Mostar – Patrimonio de la Humanidad, Mostar constituye un destino imprescindible por dos razones: la primera por su atractivo cultural como ciudad medieval, enclavada en el rio Neretva y por último como símbolo de la paz y de la guerra.
  • Costa Rica – Parque Nacional Tortuguero – La gran tortuga verde decide cada 3 o 4 años acercarse a esta estrecha franja de costa caribeña para poner sus huevos en la playa y posteriormente volver al agua. Al cabo de 2-3 meses, miles de tortuguitas nacen y emprenden el camino, repleto de peligros, hacia el océano. El espectáculo es colosal e inolvidable.
  • Eslovenia – Bled y los Alpes Julianos – Este apasionante macizo montañoso situado en los confines entre Eslovenia, Austria e Italia mantiene en parte un estilo de vida y entorno propio en el que tanto en Verano como en Invierno resulta aconsejable ir.
  • España – Iglesia de Santa María del Mar – En Barcelona encontramos esta magnífica iglesia del siglo XIV, majestuosa y exquisita, que la convierten en una de las joyas más importantes de la ciudad.
  • España – Siurana – En la provincia de Tarragona, Siurana, rodeado por esbeltas paredes verticales de roca fue el último Reino de Taifas en ser conquistado por los cristianos en Catalunya.
  • Estados Unidos – Gran Cañón del Colorado – Por mucho que lo hayamos visto en películas y fotografías, la realidad supera en mucho a lo que nos podemos imaginar del sitio sin haber estado. Por supuesto no solo debemos contentarnos con verlo desde la cima sino que debemos caminar por su interior unas cuantas horas para impregnarnos de una de las grandes maravillas de nuestro planeta.
  • Inglaterra – Ophelia en la Tate Galery – Pintado por John Everett Millais, este cuadro se conserva en la Tate Galery de Londres. Aunque se podría leer y decir mucho de él, es mejor verlo y opinar, y quizás luego revisar su historia y significado.
  • Inglaterra – Abadía de Westminster – Construída en el siglo XI, esta colosal iglesia anglicana con tamaño y formas de catedral, alberga claustros, celdas y torreones que impresionan por su antigüedad y por la arquitectura rebuscada en algunos de sus callejones, túneles y celdas.
  • Israel – Jerusalén – La capital del mundo se halla en Israel enclavada en una de las zonas más inestables del mundo y al mismo tiempo en uno de los lugares más excepcionales, base de toda la historia y religiones de occidente y oriente.
  • Italia – Verona – Posíblemente la ciudad más bonita y encantadora de Italia: Varias colinas, un teatro y anfiteatro romanos, un castillo, iglesias, Romeo y Julieta, restaurantes, bares y todo a pie o en bicicleta.
  • Italia – Basílica de San Vitale en Ravenna – Una de las obras maestras del arte bizantino en todo el mundo en una basílica del siglo VI en una ciudad repleta de tesoros y considerada Patrimonio de la Humanidad.
  • Italia – Catacumbas de los Capuchinos en Palermo – Espectacular (y macabra) colección de cientos de cuerpos embalsamados y vestidos con la ropa de época en que murieron se amontonan de forma ordenada en las catacumbas del Monasterio de los Capuchinos en Palermo, en Sicilia.
  • Japón – Hiroshima – Posiblemente no es la ciudad más bonita del mundo pero sus circunstancias jugaron un papel fundamental en la historia del siglo XX. Una ciudad que no deja indiferente, símbolo de la paz.
  • Malta – La «Mujer Durmiendo» y el Hypogeum de Hal Saflieni – En la isla de Malta se encuentra el único momunento funerario prehistórico subterraneo de todo el mundo. Con más de 5.000 años de antigüedad está considerado una construcción única en la que se encontraron importantes muestras de arte antiguo entre las que destaca la «Mujer Durmiendo».
  • Marruecos – Noche en el Valle del Draa – No hay hoteles y prácticamente tampoco agua corriente, restaurantes o teléfonos hasta que no llegas hasta Zagora. Permanece una noche durmiendo en una tienda o a la intemperie en este verde valle a pocos metros del desierto del Sáhara y rodeado de secas montañas.
  • Mongolia – Monasterio de Erdene Zuu – Quizás uno de los lugares más remotos del planeta. Mongolia, con el desierto del Gobi y su extrema meteorología (-40º a +30º) junto a una naturaleza totalmente virgen y desbordante es un lugar clave.
  • Rusia – Plaza Roja de Moscú – Referencia obligada para revivir una parte de la historia clave del siglo XX sin olvidar las excepcionales obras arquitectónicas que la rodean tales como la Basílica de San Basilio o el Kremlin.
  • Suecia – Museo Vasa en Estocolmo – El 10 de agosto de 1628 un colosal buque de guerra armado con decenas de cañones zarpó del puerto de Estocolmo y debido a un problema de fabricación se hundió unos minutos después. 333 años después el buque ha sido reflotado y se muestra con toda su historia en este magnífico museo que merece al menos unas 2 o 3 horas de contemplación.
  • Uzbekistan – Kampyr Tepe – Junto a la frontera de Afganistán se encuentra este espectacular complejo histórico completamente abandonado y sin ningún tipo de vigilancia que data del 300 A.C. y que se remonta a los tiempos de Alejandro Magno. No hay prácticamente documentación del lugar pero por su extensión, su recinto amurallado y las increíbles vista al valle del Amudaryo debería ser considerada una de las 8 maravillas del mundo.

Montfalcó Murallat

El fin de semana pasado descubrí, casi por casualidad, uno de los pueblos más bonitos que he visto en los últimos tiempos. Se llama Montfalcó Murallat y se encuentra en la provincia de Lleida, a unos 7 kms de Cervera.

Se trata de un pequeño recinto amurallado encima de una colina en cuyo interior se hacinan las viviendas que en su mayoría se asientan en una de las paredes de la muralla del pueblo, formando estrechos callejones y túneles.

Montfalcó Murallat

Con todo, el pueblo es muy pequeño y se puede visitar en menos de media hora, incluyendo una vuelta por fuera de la muralla desde donde se puede contemplar una buena vista de los alrededores.

También hay un pequeño restaurante que aunque no he ido ya he incluído en mi «Want to Go» de Google.

Interior del recinto amurallado

La primera mención a Montfalcó Murallat data de 1043 y pese a que ha sufrido diversas modificaciones a lo largo de 1000 años, la estructura inicial se sigue conservando en la actualidad con todas las viviendas aun dentro del muro.

Un poco de historia sobre Montfalcó Murallat

Lo más interesante de Montfalcó Murallat, además de su ubicación en lo alto de una colina y la belleza propia de las construcciones y sus callejones, radica en que todas las edificaciones se siguen manteniendo dentro del recinto de la muralla tal y como era la norma durante la edad media.

El Pluviómetro

El fin de semana pasado decidí realizar la acción memorable del mes y junto a mi hermano, Sara, Sofía y Pol, subir al Pluviómetro como hacíamos de pequeños con mis padres y mi tio Antonio en su Nissan Patrol.

El Pluviómetro es el nombre familiar que le damos al Cuello de Burgasé, en la comarca del Sobrarbe en Huesca, un lugar idílico y al que tienes que ir, a unos 1700 metros de altura rodeado de prados, pinos y vacas. Su ubicación es un poco complicada ya que no resulta fácil encontrarla en el mapa ni mucho menos llegar por lo que puedes utilizar este mapa para centrarte.

Para llegar necesitas entre 1,5 y 2 horas por pista forestal en bastante mal estado y absolutamente imprescindible un coche alto y con tracción en las cuatros ruedas, especialmente si hace mal tiempo y llueve.

Sara, Sofia y Pol junto al pluviómetro

Hay varios caminos para llegar y es bastante fácil perderse por lo que es una buena idea invertir unos minutos trazando la ruta en Google Maps.

El Cuello de Burgasé con sus prados a 1.700 metros de altura

En nuestro caso, la subida fue bien pero en la bajada uno de los neumáticos explotó literalmente y tuvieron que venir a «rescatarnos» con una grua, tarea que resultó muy larga y complicada debido al estado de la pista.

Mi «Want to Go» de Google

Hace ya tiempo que voy añadiendo a la sección «Want to go» de Google todos los lugares que por cualquier motivo me atraen y me gustaría visitar alguna vez. Muchos de ellos son tan lejanos y remotos que es poco probable que pueda ir pero quien sabe…

La lista de momento tiene 75 lugares aunque la voy llenando a medida que descubro nuevos sitios. Desde hace unos días la he hecho pública y se puede ver aquí.

Si quieres crear tu propia lista, simplemente tienes que grabar los sitios que visites con Save y después Want to go. Alternativamente, también puedes crear listas personalizadas.

Con Google Maps también puedes hacer muchas otras cosas como crear mapas personalizados, crear etiquetas, etc.

La mejor Paella de la última década

La semana pesada en Menorca, visitamos casi por casualidad el Restaurante Voramar en una mañana de lluvia y viento en la que no apetecía ir a la playa.

Pese a que el aspecto del establecimiento no es lo más atrayente del lugar y el interior roza el minimalismo clásico extremo, la paella de marisco que pedimos fue probablemente la mejor que he comido en muchos años, quizás en la última década.

En el restaurante estábamos nosotros solos y la única persona que nos atendía y nos servía era también el cocinero. Posteriormente he descubierto que era Antonio Marqués, el director del restaurante y del hotel.

El trato fue exquisito y nos quedamos con las ganas de probar más platos por lo que el año que viene repetiremos.

Las vistas de la terraza si son espectaculares aunque no pudimos disfrutarlas mucho por la lluvia.

Vista desde la terraza del Restaurante Voramar en Ciutadella

Está ubicado en el norte de Ciutadella, concretamente en la zona de Cales Piques muy cerca de Cala en Blanes.

Monasterio de Agios Antonio

Este julio hemos estado en Milos y Paros, en las Cícladas, de playa en playa en una experiencia realmente única y en la que hemos podido disfrutar de del mar casi en exclusiva para nosotros, especialmente en Milos.

Pero además de playa, las Cícladas encierran otros tesoros como por ejemplo el Monasterio de Agios Antonio (o San Antonio) en la isla de Paros, encaramado en lo más alto de una colina junto al mar desde donde se tienen vistas increíbles.

Vista de Paros desde la Iglesia de San Antonio

Aunque la primera constancia de la existencia del monasterio data de 1420, la invasión de los Otomanos y algunos períodos convulsos de su historia han hecho que la mayoría de los frescos y tallas en madera sean de los siglos XVI a XVIII. Un poquito más de su historia (en inglés) la puedes encontrar aquí.

Iglesia-Monasterio de San Antonio

Sin duda, es un lugar de imprescindible visita si estás por Paros, no tan solo por la importancia de la iglesia-monasterio sino por las vistas y el bonito camino en coche hasta la cima que no toma más de 10 minutos desde Marpissa.

Edimburgo de los 7 Mares

La población más remota del mundo se llama Edimburgo de los Siete Mares y se encuentra en el atlántico sur a 2.800 kms de Ciudad del Cabo en una pequeña llanura en la falda de un volcán de 2062 metros en la isla de Tristán da Cunha.

La isla es uno de los 16 territorios de ultramar del Reino Unido y el nombre de la población se debe a la visita que el Duque de Edimburgo realizó a la zona en 1867.

Solamente se puede acceder a la isla por mar en un pequeño barco con capacidad para 12 pasajeros que zarpa una vez al mes de Ciudad del Cabo y que necesita 6 días para llegar. Las autoridades de la isla recomiendan a sus 280 habitantes que planifiquen al menos con un año de antelación sus viajes para poder reservar billete en ese barco. No existe turismo en la isla y si quieres visitarla necesitas conseguir una autorización especial del gobierno.

Edimburgo de los Siete Mares (fotografía de FoxFoxington)

Todos sus habitantes descienden de unos 15 habitantes iniciales que ocuparon la isla a principios del siglo XIX y solo existen 6 apellidos fruto de la alta endogamia existente.

Sus habitantes son una combinación de jubilados que viven de sus rentas y agricultores que continúan trabajando la tierra con los mismos métodos artesanales de hace 100 años.

Vale la pena leer un poco más sobre la isla en esta interesante página en inglés.

No es necesario decir que he añadido este lugar a mi lista de lugares que me gustaría visitar alguna vez en la vida.

Rin de la Carrasca

En las próximas semanas tenemos programado pasar unos días en la zona de Isávena en el norte de Huesca, de donde era originaria mi abuela materna. Concretamente había nacido en la Pobla de Roda, ubicado en la llamada «franja» y donde la primera lengua es el catalán pese a pertenecer a Aragón.

Uno de los lugares a los que iremos es Rin de la Carrasca, un núcleo deshabitado ubicado a 1.274 metros de altitud y que junto a Pedruy, Carrasquero i El Camp fundaron la Pobla de Roda en 1276. Su creación se sitúa en torno al siglo XI, cuando se conquistaron sus territorios a los musulmanes.

Rin de la Carrasca (foto de Carolina Latorre Canet)
Rin de la Carrasca (foto de Carolina Latorre Canet)

En la web del románico aragonés hay un pequeño artículo muy interesante de la población. Ver también el Cado de Chorche. Su ubicación exacta está aquí.

Sant Pol de Mar

Aprovechando que Pol ya casi está aquí, ayer fuimos a dar una vuelta por Sant Pol de Mar, una pequeña población costera de El Maresme a unos 45 minutos de Barcelona.

Playa de San Pol
Playa de San Pol

El pueblo está dividido por la vía del tren quedando en un lado la playa y en el otro las casas. El imponente túnel que atraviesa el Turó de Sant Pau fue terminado el 1859 cuando el ferrocarril llegó al pueblo después de varias incidencias y accidentes.

Túnel de Sant Pol
Túnel de Sant Pol

Hasta ese momento, el transporte de mercancías desde Barcelona se realizaba en diligencia o en barco y era un viaje accidentado y difícil principalmente en invierno o en la época de lluvias.