Cruzar corriendo el Golden Gate

Aterricé el martes a las 3 de la tarde en San Francisco por trabajo y como que no era plan llegar a la oficina a las 5, decidí vestirme de corto y salir a correr un rato por la zona de la playa en Presidio. Y en eso estaba cuando me encontré a Paul Reverter y juntos acabamos cruzando el Golden Gate corriendo.

Paul y yo con el Golden Gate al fondo

Paul y yo con el Golden Gate al fondo

El puente, inaugurado en 1937, es uno de los iconos turísticos más conocidos de Estados Unidos y mide algo más de 2 kms de largo y pese a que parezca que es plano, en su parte central se eleva por lo que si piensas ir y volver por el mismo sitio, tendrás que “subir” dos veces.

sampietro

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.