Yo termino con la crisis en 3 meses

De verdad, que si me dejan, termino con la crisis en unos pocos meses solamente aplicando estas medidas:

  • Cerrar las bolsas y el mercado continuo. Aun tiene que venir alguien y hacerme entender donde está la ventaja de disponer de un mercado continuo donde para comprar y vender acciones sólo debes darle a un botón. Ya se que muchos dirán que es una herramienta de financiación pero las pequeñas empresas que son las que más problemas podrían tener no tienen acceso a la bolsa. Definitivamente cerraría las bolsas y si alguien quiere comprar o vender acciones que vaya al notario como hacen las pymes. No puede ser que miles de personas y bancos se enriquezcan a costa de especular en los mercados y encima que los gobiernos tomen decisiones clave en función de unos indicadores que provienen de esos mercados especulativos.
  • Acabar con las subvenciones y ayudas públicas. Creo que puedo hablar con conocimiento de causa sobre este aspecto. Las subvenciones y créditos blandos concedidos por las administraciones públicas crean “descompetitividad” en las empresas (ya no necesitas esforzarte para ganar dinero), cuestan un montón en burocracia (solicitudes y justificaciones) y además el tráfico de influencias es aberrante. Las empresas deben ser sostenibles económicamente y subsistir por ellas mismas. Lo mismo para ONGs (que se gastan el dinero descaradamente en tonterías), clubes y asociaciones. Son vergonzosas las ayudas al cine español, los programas europeos de I+D y subvenciones agrícolas entre otros.
  • Techo de endeudamiento para todos. Las administraciones públicas, simplemente, no deberían poder endeudarse. Las empresas pueden hacerlo pero sólo hasta un 200% de su facturación anual. Los particulares sólo podrían obtener créditos donde las cuotas fueran como máximo un 20% de sus ganancias. La deuda descontrolada que sufrimos estos días es una consecuencia de la cultura de burbuja en la que vivimos (recordar las valoraciones de Facebook o Twitter, por ejemplo) en la que todos intentamos vivir por encima de las posibilidades coherentes.
  • Más inspectores de hacienda. Si yo pago mis impuestos, ¿ porqué otros no lo hacen ?. Hace falta contratar un ejército de inspectores bien pagados e incentivados económicamente (según resultados) que persigan eficazmente el fraude fiscal, la evasión de divisas, la forma en la que se perciben las prestaciones por desempleo y sobre todo las declaraciones de beneficios y pérdidas de las empresas.

Si ponemos en marcha estos cuatro puntos se nos terminarían las tonterías pronto. ¿ no hay ningún partido político que las quiera poner en su programa electoral ?.