Nuevamente en la Peña Montañesa

Ayer estuve corriendo en la Carrera a la Peña Montañesa en su quinta edición (en el Pirineo de Huesca). Con una distancia de 24 kms, un desnivel positivo acumulado de 1.580 metros y uno negativo de 1.918, la distancia se había incrementado un poco respecto a la edición de 2008 cuando había corrido, así como el nivel de dificultad del circuito.

27-06-2010-271

(yo soy el del dorsal 164)

Con todo ello, conseguí terminar en 4h 02′ 40” en la posición 74 sobre un total de 121 participantes y un poco más fresco que hace dos años cuando llegué bastante agotado.

Mi hermano, en una hazaña heróica, también consiguió entrar en tiempo con 4h 44′ 47” con la muñeca muy hinchada debido a una caída que tuvo en el km 8. Posteriormente en el hospital le fue diagnosticada rotura del radio por lo que se va a tirar un mes escayolado.

27-06-2010-391

(este es mi hermano)

La organización de la prueba, avituallamientos y en definitiva todo fue excelente. Algunas fotos espectaculares de la carrera y del circuito pueden verse aquí.

Intercomgi, campeona !!!

Esta semana, Intercomgi Argentina, nuestro centro de conocimiento y desarrollo en Tandil, se ha hecho con la victoria en el torneo Interempresas de Software de la ciudad. Mostrando la garra típica, huella inconfundible de Inspirit, el equipo batió en la final a Grupo Most por un claro 3 a 1. Felicidades.

intercomgi_campeona

El Ranking de Excusas

Llegar tarde a trabajar está mal pero hacerlo cuando tienes una reunión y te espera gente es delictivo. Llevo oyendo excusas en el trabajo desde hace ya más de 10 años y como buen documentador he estado apuntando las mejores. Por fin llegó la hora de desvelar el Top 10 de las Excusas:

(10) No podía faltar la típica “es que el autobús se ha retrasado“, “me he encontrado un accidente“, “el metro no iba” o “había tráfico” (claro, igual que todos los días desde hace 20 años). Si es que hay que ser previsor.

(9) “No se que ha pasado pero el despertador no ha sonado; es posible que se hayan terminado las pilas“… o “si ha sonado, la verdad no lo he oído” o símplemente “se me olvidó poner el despertador” (a mi se me olvidará pagarte la nómina…).

(8) “No me encontraba muy bien y he decidido darme unos minutos más en la cama a ver si mejoraba, y al final si que he podido“. Esta es muy buena porque el tardón, además, parece un héroe y una buena persona que incluso estando enfermo viene a trabajar.

(7) Otra excusa donde el tardón vuelve a ser un héroe: “venía a trabajar, hoy incluso con una hora de antelación, y de pronto he visto que le robaban el bolso a una viejecita y he comenzado a perseguir al atracador pero al final se me ha ido, luego me he quedado un rato porque estaba muy nerviosa“.

(6) Esta es de los últimos tiempos: “el parking de bicis estaba lleno” o “se me ha pinchado la bici” o “no me entraba la marcha de la bici“.

(5) Esta sólo es válida para el verano: “es que hacía tanto calor hoy que he tenido que venir andando muy despacio porque sino hubiera llegado muy sudado“. Mi primer pensamiento es “este tio es tonto”.

(4) Luego está la típica y sobreexplotada “es que hoy no tengo a nadie para los niños” o “es que la chica que me cuida a mi hijo me ha llegado tarde” o “tengo al niño con paperas” o “tengo al niño con fiebre” o “tengo reunión en el colegio” o “me ha llamado el profesor“. En fin, estas me parecen un poco raras porque hay gente que tiene al niño malo 2 de cada 3 días.

(3) “Estaba a punto de entrar y me he dado cuenta de que me había dejado el ordenador” o “me había dejado la cartera” o “me había dejado el teléfono“… “y he decidido volver“.

(2) “Salia del parking cuando me he encontrado que un coche sin conductor taponaba la salida. He estado a punto de volver a dejar el coche y coger el bus pero entonces ha aparecido el conductor, nos hemos insultado y nos hemos acabado dando de hostias“.

(1) La mejor: “El vecino de arriba ha comenzado a tocar la flauta a las 12 de la noche y no ha parado hasta las 6 de la mañana cuando me he dormido. A las 8 me ha sonado el despertador, pero claro si venía a trabajar no iba a rendir así que me he quedado hasta las 2 durmiendo, y después entre que comía y tal, se han hecho las 4 y ya no valía la pena venir“.

En fin, como se puede observar, todas ellas bastante patéticas cuando curiosamente los que llegan tarde siempre son los mismos y utilizan aleatoriamente una u otra excusa para justificarse.