Mi Tercer Cumpleaños

En unas horas cumpliré 51 años y para la ocasión he recuperado esta vieja fotografía de mi tercer aniversario.

La fotografía tiene su gracia por lo muy costumbrista que resulta: la botella de CocaCola, absolutamente nada habitual en mi casa, una botella de vino «El Baturrico» y una cerveza Xibeca. Se me hace extraño ver la cerveza y el vino juntos en la mesa porque el único que bebía de vez en cuando era mi padre y no tengo claro a que se debía ese despliegue para una única persona.

El pastel también parece muy perfecto con su «Feliz Cumpleaños» plateado o dorado y es que tampoco era muy habitual que mi madre comprara pasteles ya que los hacía ella misma.

Todo ello me da que pensar que quizás teníamos invitados en la mesa pero la verdad es que no recuerdo nunca haber celebrado mi cumpleaños con alguien más que mi madre, mi padre, mi hermano y, miestras vivía, mi abuela.

Blanca ya tiene un año

El domingo fue el cumpleaños de Blanca y ya tiene un año. Aun no anda sola pero está casí ahí. A nivel de habla no pasa del «papapapa», «mememe», «kapamama» y el sobreusado «eiiiiiiiiiiincccc» con tono especialmente agudo.

La pobre Blanca ha vivido todo su vida confinada y aun no ha volado nunca en avión pero esperemos que esto se arregle pronto.

Ya tengo 50

El pasado 13 de diciembre cumplí 50 años y aunque aun me quedan otros 50 más, al menos, estoy bastante satisfecho con todo lo que he hecho en esta primera mitad de mi vida: 39 maratones, 71 países visitados, 2 hijos, 3 blogs, 9 trabajos, 192 libros leídos, 14 grandes picos ascendidos, 19 islas, 2 hipotecas activas y algunas cosas más…

Para conmemorar tan señalada fecha, mi sobrina Sara Sampietro hizo este simpático dibujo de regalo:

Dibujo original de Sara Sampietro

El único comentario al dibujo es que quizás ya no tengo el pelo tan naranja.

75 Años sobre la Faz de la Tierra

Hoy mi padre cumple 75 años. Durante más de 30 años fue taxista y desde hace 10 se dedica a ir al gimnasio todos los días (mínimo una hora por la mañana), jugar a cartas con los amigos (todas las tardes), cultivar su huerto (en La Gornal) e ir a clase de cosas variopintas en el Casal d’Avis (matemáticas, memoria, catalán, sardanes,…).