Colecciones

Continúo escaneando escritos inéditos de mi madre que encontré en casa de mis padres 6 años después de que muriera. En este caso, este fue escrito cuando tenía 78 años.

Colecciones

¿Quién no ha coleccionado de pequeño o mayor algo alguna vez? Hay colecciones que tienen principio y fin, en cambio otras son inacabables.

Los chicos hacían colección de jugadores y equipos de fútbol, generalmente cromos que se compraban aunque había productos tales como chocolates, cubitos de caldo, galletas, etc., que colocaban ocultos en sus productos unos cromos que el público infantil coleccionaba y entonces consumía en abundancia para poder obtener más cromos, que al salir repetidos intentaban cambiar entre compañeros aunque había cromos que dificilmente salían.

Los adultos coleccionaban sellos, monedas, anillas de cigarros o puros, tapones de cava, etc. y la gente más pudiente obras de arte como cuadros, etc.

No creo que haya nada de malo en hacerse colecciones de cosas que puedan estar a nuestro alcance; es una ilusión que ayuda a superar algún obstáculo que siempre los hay en la vida.

Los domingos por la mañana, en la Plaza Real y en los alrededores del Mercado de San Antonio hay tenderetes destinados al intercambio y venta de cromos, monedas, sellos, etc. También acuden allí muchos niños, acompañados de sus padres, para hacer intercambios entre los visitantes del mercadillo.

Cuando completábamos alguna colección, primero, mucha ilusión cuando lográbamos los últimos cromos, una vez completada la guardábamos en un cajón, que generalmente con el tiempo y nuestro cambio de aficiones raramente la ojeábamos, hasta que algún día, ya adultos o casi adultos, ya cansados de tropezar con aquel álbum, acabábamos por deshacernos de el, cosa que no ocurre con la colección de sellos y monedas, que tienen un valor económico.

En la vida hay que tener ilusión por algo aunque a los que nos rodean les parezcan cosas supérfluas, pero nosotros le damos otra clase de valor.

De pequeña, para las onomásticas, con las amigas nos mandábamos postales por correo deseándonos toda suerte de dichas; ahora lo considerarían una cursilería. Yo las he guardado todas y después de 60 años y más, las he colocado en un album, haciendo constar fecha y nombre del remitente.

Cuando yo falte que hagan lo que quieran con ellas pero para mi tienen una valor sentimental.

María Luisa Ventosa

Este es el original que estaba en una libreta con algunos más. A ver si hay suerte y encuentro el álbum que mi madre menciona al final del escrito.

Alternativas a los Videojuegos, Móviles y TV

Lo peor de pasarse todo el día enganchado al teléfono, jugando con videojuegos o viendo series no es solamente el incremento de la grasa corporal sino que afecta negativamente a nuestro cerebro haciéndonos más lentos (o tontos), interfiriendo en nuestros patrones de sueño y disminyendo nuestra capacidad de relación social. Obviamente, el problema es mucho más grave en niños, incluso durante las comidas o cenas.

Sin embargo, no todo está perdido y aun existen cientos de opciones como alternativas a estas tres adicciones que nos harán sentir realmente vivos y sobre todo ayudarán a los niños a desarrollarse más adecuadamente. Algunos ejemplos:

    • Geocaching, un divertido juego de búsqueda de tesoros para adultos y niños que nos mantendrá conectados con el mundo real.
    • Ir a buscar setas al monte, especialmente entre los meses de septiembre y noviembre.
    • Si llueve o si nos levantamos temprano por la mañana (6 o 7) ir a coger caracoles cerca de parques o bordes de caminos.
    • Descubrir la ciudad en bicicleta. Seguro que hay muchos lugares a los que no hemos ido nunca.
    • Jugar al Monopoly o a cualquier otro tipo de juego de mesa, incluyendo el parchís.
    • Ir a pescar, ya sea en el mar o a algún rio.
    • Ir a buscar espárragos a la montaña… y luego comérselos.
    • Coleccionar sellos, billetes y/o monedas.
    • Recolectar hierbas silvestres para cocinar (romero, tomillo,…).
    • Senderismo o montañismo, dependiendo de nuestra capacidad física.
    • En verano, ir a nadar al mar.
    • Ir en busca de un Edelweiss (tendrás que estar en buena forma física).
    • Por la noche, extenderse en el suelo en un prado y contemplar las estrellas identificando las constelaciones.
    • Ir a por madroños (en el Collserola hay muchos!) y hacer mermelada o símplemente comérselos.
    • Ir a pueblos a comprar verduras y frutas frescas y de temporada, allí donde se cultiven.
    • Cocinar y hacer conservas.
    • Hacer cada día algo nuevo, aunque sea una pequeña cosa.
    • Leer un libro, ya sea en la cama, en el sofá o debajo de un árbol.
    • Ir a jugar a los bolos.
    • Visitar museos y exposiciones, preferiblemente pequeños.
    • Salir a desayunar un sábado fuera en vez de levantarse tarde y quedarse en casa.
    • Ir al teatro y al cine (la experiencia es mucho mejor que quedarse en casa viendo una película delante del televisor).
    • Ir a patinar.
    • Ir a mercadillos temáticos en la ciudad.
    • Construirte tu propio blog.
    • Estudiar la genealogía de tu familia.

En fin, un montón de cosas con la que poder respirar antes que consumir el escaso tiempo de nuestra vidas delante de un teléfono o televisor.

La Vida Laboral

Continúo descubriendo y escaneando los papeles de mi madre y en esta ocasión me he topado con uno que habla sobre la vida laboral y que curiosamente está escrito con impresora. Y digo curioso porque mis padres ni tenían ordenador y ni mucho menos impresora por lo que imagino que en alguno de los muchísimos cursos que hacían en el Casal d’Avis del barrio los podrían delante de un Word y mi madre escribiría esto.

La Decepción

Esta es la segunda entrega de los escritos inéditos de mi madre que encontré en casa de mis padres 6 años después de que muriera. Fue escrito cuando tenía 77 o 78 años.

La Decepción

¿Quién no se ha sentido decepcionado alguna vez? Nadie...? Hay decepciones que son pasajeras, fugaces, estas al poco tiempo ya ni nos acordamos.

Algunas veces nos hacemos ilusiones y nos montamos lo que suele decirse un castillo de naipes que al poco se derrumba. La decepción llega después de hacernos una falsa ilusión. La decepción es familia del desengaño que cuesta más de digerir y en ocasiones este queda a perpetuidad, arrastrando tristeza tras de si, haciendo que nuestro pensamiento lo ocupe la tristeza en lugar de la alegría y la ilusión.

Hay que saber valorar con valentía las contrariedades que la vida conlleva. ¿Vale la pena preocuparse tanto por tal o cual cosa?. Estando solas, muchas veces por un problema insignificante lo hemos ido alimentando y ampliando y al final lo hemos transformado en un problemazo, luego hemos parado la fantasía, y pensando un poco hemos llegado a la conclusión que no era tal el problema sino una pequeña contrariedad, cambiamos de pensar hacia una cosa más positiva y volvemos a encontrarnos mucho mejor.

Es bueno tener ilusión pero es malo hacerse falsas ilusiones que sabemos que son casi imposibles de lograr.

María Luisa Ventosa

Y este es el original.

El Día de Mañana

Mi madre, cuando llego a los 70 años, escribió algunas reflexiones sobre la vida en una serie de 7 capítulos cada uno de ellos dedicados a un tema específico y que constituyen un documento de valor excepcional no solo para nosotros, su familia, sino para el público en general por lo insólito de sus escritos.

El Día de Mañana

Quisiera resumir lo que es para mi el día de mañana. Recuerdo que mi madre, cuando yo tenía alrededor de 10 años, me enseñaba con la mejor de las intenciones cosas para "el día de mañana"; me enseñaba a coser con ropas viejas, hacía vestidos de las muñecas,... Fui creciendo y a los 14 años me puse a trabajar de administrativa mañana y tarde, pero todavía quedaba tiempo para el día de mañana.

Cuando salía del trabajo, unos días iba a perfeccionar los estudios y otros a aprender a hacerme mi ropa (ya no os digo con que fin...).

Empecé a salir, pero a las 9:30 a casa. Esto era sagrado. Vivíamos en una planta baja y si no estaba a esa hora, mi madre salía al portal para verme llegar.

Los fines de semana tenía que ayudar en las tareas de la casa y a comprar con mi madre. Una chica debe saber hacerlo todo (repito, siempre con la mejor de las intenciones).

Tuve novio y a los 31 años nos casamos. Había llegado el día de mañana. Los primeros años de casada, eran otros tiempos, los ingresos no podían compararse con los de ahora. Vivíamos el presente pero pronto empezamos a pensar en el día de mañana: ni viajes, los caprichos muy reducidos,... como han cambiado los tiempos. Que no me pregunten si la nueva juventud tal como viene ahora se toman la vida mejor o peor; no sabría responderles.

Bueno, cuando creía que había llegado el día de mañana, a los 65 años, me doy cuenta que no es así; mientras hay salud se va marchando pero cuando a alguno de los dos le falta esta, hay que pedir ayuda pero... ¿A quién?. Porqué esta ayuda no es de venir media hora de visita. Esta ayuda es de asistencia continua y hay que buscar una persona que te asista. Otra solución es una residencia en la que vas apagándote. Es como si tuvieras un chupa-chup en la mano, que durante toda la vida más lamiendo, y cuando queda poco caramelo, tú sigues aferrada al mango. Llega un día que ya no hay fuerza ni para sostenerlo. Este sí es el día de mañana.

María Luisa Ventosa Fillat

Este es el original del artículo que descubrí en casa de mis padres no hace mucho.

Mi madre nació en 1935 y murió en 2014 a los 79 años. Siempre vivió en Barcelona.

Papeleras para cacas de bebé

Desde hace algo más 2 años estoy gestionando las cacas de mis hijos, Pol (2 años) y Blanca (1 mes), y durante este tiempo he probado tres diferentes tipos de papeleras para sus pañales hasta que he encontrado la mejor de todas y de la que estoy más contento. Estas son las opciones que he probado:

Sangenic Tec de Tommee Tippee. Es el peor de todos por varias razones: es caro, necesitas recambios de bolsas especiales también muy caras (3 recambios, 30 euros), se llena enseguida y lo peor de todo es que después de cada cambio de pañal tienes que emplear como 20 segundos dando vueltas al contenedor de cacas para cerrar el pañal. Además, el sistema de cierre y empuje del pañal hacia adentro es muy poco higiénico y siempre está sucio. Es cierto, que si lo haces bien elimina parte de los olores pero no he notado mucha diferencia con el resto de sistemas. Aun lo tengo junto con una recarga de bolsas por lo que si alguien lo quiere, se lo regalo.

Sangenic Tec

Cesto Önsklig de Ikea. Es el complemento ideal para el cambiador de Ikea que es muy cómodo. Se cuelga en uno de sus lados y es realmente rápido el abrir la tapa y poner los pañales usados. Pese a que es muy barato (8€ el cesto más sus complementos), el problema es que es muy pequeño y hay que cambiar la bolsa cada poco tiempo. Además, cuando está lleno, no se puede apretar porque se cae. Sin embargo, lo he utilizado durante más de un año a pleno rendimiento.

Cesto de Ikea

Cubo de basura Mjösa de Ikea. Este es mi favorito. Aunque es un poco caro, 35€, tiene una capacidad de 30 litros por lo que aguanta bastantes días sin tener que vaciarlo. Además, funciona bien con las bolsas de asas de supermercado que son más resistentes y de mejor manejo para tirarlas que las bolsas tradicionales de basura. Es elegante y se abre pisando con el pie por lo que es también muy rápido. Tiene en la base una goma que evita que se deslice por el suelo. En definitiva, tiene todo lo que uno pudiera imaginar para que tirar las cacas de tu hijo sea una experiencia agradable.

Papelera Mjösa

El resumen es que es mejor utilizar métodos tradicionales y que lo más rápido es cerrar bien el pañal antes de echarlo en cualquier papelera y utilizar recipientes grandes para no tener que vaciarlos cada día.

7 Formas de Generar Dinero para Tu Jubilación

Tengas 30, 40, 50 o 60 años, ahora es un buen momento para comenzar a pensar en como conseguir dinero para tu jubilación. Puedes confiar en que el gobierno te seguirá pagando una pensión, pero haciendo cálculos del número de mayores que habrá cuando te toque, el grado de endeudamiento del país y la baja natalidad, yo no sería demasiado optimista.

He recopilado unas cuantas formas de generar dinero para que cuando llegues a los 65 o a los 68 o cuando tú decidas, que puedas retirarte con unos ingresos que te permitan vivir cómodamente.

      • Trabajar y asegurarte la jubilación del estado. Es probablemente la opción con más riesgo del momento aunque por ahora sigue funcionando. Dependiendo de cuanto has ganado y del tiempo que has trabajado podrás jubilarte antes o después y cobrar más o menos. A partir del 2027, con 38,5 años cotizados te podrás jubilar a los 65 y sino tendrás que esperarte a los 67. En todo caso, la pensión máxima que podrás tener en España es de 2.660€.
    •  
      • Fondo de pensiones. Se gestiona generalmente a través de entidades financieras y aunque pongan máximo empeño en verderte 1000 planes diferentes, siempre he pensado que es el timo de la estampita de los bancos. A modo de ejemplo, mi plan de pensiones del Santander me ha dado tan solo un 6% de rentabilidad en 3 años y aunque es cierto que es una buena forma de reducir tus impuestos anuales (te desgravas lo invertido cuando haces la declaración de la renta) cuando te jubiles vas a tener que pagar los impuestos que toquen en ese momento que pueden ser mayores o menores que lo que te tocaría ahora. En todo caso, es una buena forma de ahorrar a largo plazo.
    •  
      • Invertir en bolsa a largo plazo para conseguir revalorizaciones. Puedes ganar mucho dinero o perderlo por lo que el mejor consejo es diversificar mucho y con cabeza. Siguiendo las recomendaciones de Jordi, una buena estrategia sería invertir en valores tecnológicos o con proyección de futuro en el mercado de Estados Unidos. Valores como Microsoft, Salesforce, AbbVie , Cloudflare o Cisco  pueden ser una buena opción sin olvidar a Sage, uno de los valores más estables de la bolsa en Inglaterra durante los últimos 20 años. Yo utilizo la plataforma ClickTrade, española y con comisiones mínimas.
    •  
      • Invertir en bolsa para generar dividendos. Valores como Telefónica en España o British Telecom en Reino Unido, tienen precios muy bajos y dividendos con una alta rentabilidad anual del 4 al 10%  dependiendo de cuando compres. Desde luego, esa rentabilidad es muy superior a la que te puede dar un fondo de inversión. Uno de los problemas, sin embargo, es que el valor de la acción se está deteriorando progresivamente en los últimos años.
    •  
      • Invertir en startups a través de crowdsourcing. Si bien no deberías confiar mucho en esta opción, si aciertas puedes ganar mucho dinero. Son inversiones a muy largo plazo que en el mejor de los casos pueden ofrecerte multiplicadores de 10x a 100x en 15 o 20 años. Con pequeñas inversiones de tan solo 200€ podrías generar en una década cantidades de hasta 10.000€ o más. La inversión se realiza obviamente antes de que la empresa cotice en la bolsa cuando está en la fase de creación o acaba de ponerse en marcha. Si hubieras tenido la oportunidad, empresas como Salesforce o Microsoft, te hubieran hecho multiplicar tu inversión inicial por 200. Yo utilizo la plataforma Crowdcube desde hace ya unos cuantos años.
    •  
      • Invertir en criptomoneda. Es probablemente una de las opciones con más riesgo si te dedicas simplemente a comprar y vender pero en mi caso lo que estoy haciendo desde hace poco es símplemente participar en un fondo que se dedica al arbitraje de criptomoneda y que me está generando alrededor de un 5% semanal. Tiene mucho riesgo, sí, pero en dos semanas gano lo que mi plan de pensiones me da en 3 años. En este post que escribí hace unos días tienes mucha más información sobre el tema.
    •  
      • Montarte una empresa sin prisas. Es probablemente la mejor opción y la más apasionante. Imagina que pudieras montarte una pequeña empresa en la que no tuvieras que invertir mucho tiempo y en la que no tuvieras prisas para que genere (mucho) dinero hasta dentro de 10 o 15 años. Por supuesto, tienes que tener una buena idea, ser concienzudo y tener mucha paciencia. Si te decides por esta opción, huye de consejos de emprendedores (por favor!), de fondos de inversión, de business angels y de toda esta jauría de depredadores, al menos durante unos cuantos años.

Todas esta opciones, obviamente, juegan con uno de los factores más importantes: el largo plazo. Con tiempo y sin prisas se pueden conseguir muchas cosas porque no te ves afectado por crisis temporales o por la necesidad imperiosa de disponer de dinero en el momento.

La diversificación es probablemente el mejor consejo que daría ahora mismo y no a nivel de inversiones sino de opciones para asegurarte una jubilación digna.

Ya veremos dentro de 15 años, cuando me toque jubilarme, si ha funcionado mi plan o no.

La mejor crema de pañal

Después de más de un año probando cremas para el culito de Pol, la mejor que hemos encontrado es la que fabrica la Farmacia Bardina en la calle Pere IV en Barcelona. Se llama Bardinaderm y es genial para el uso diario y muy especialmente cuando la piel está muy irritada o con escoceduras.

Crema Bardinaderm

Las otras cremas que hemos probado han sido Mytosil, Mustela, Suavinex y Nutraisdin y la diferencia es abismal a favor de Bardinaderm con la gran ventaja de que es además la más barata de todas.

La crema en si es muy densa y obra milagros con pieles enrojecidas.