Plaza Roja de Moscú

1998 y 2006 – Moscú (Rusia)

 

La grandiosa Plaza Roja de Moscú (en ruso Красная площадь) se encuentra junto a la pared oriental del Kremlin. Ocupa 74.831 m² y está rodeada por la espectacular Basílica de San Basilio, la iglesia de la Asunción del Kremlin, el visitado Mausoleo de Lenin, el Museo de Historia y las tiendas departamentales GUM. Durante la época soviética era el escenario preferido para exhibir el poderío militar. Ha seguido siendo un lugar preferido de concentraciones espontáneas y oficiales, como la conmemoración del cincuentenario del fin de la Segunda Guerra Mundial. El nombre de la plaza proviene del color de los ladrillos del entorno, y es muy anterior al comunismo. La plaza se formó en un área liberada de edificios tras el incendio de 1493. Es Patrimonio Mundial de la Unesco desde 1990.

El 28 de mayo de 1987, un joven alemán, Mathias Rust aterrizó su avión Cessna en plena plaza, poniendo en evidencia el relajamiento de la seguridad aérea soviética. Tuvo que cumplir más de 400 días de carcel.

Más allá de sus piezas arquitectonicas, la importancia de la Plaza Roja radica en que ha jugado un papel clave en buena parte de los acontencimientos que han influenciado el mundo durante el siglo XX.