Bled y los Alpes Julianos

2000 y 2006 – Bled (Slovenia)

 

La zona de los Alpes Julianos quizá sea la más bella de Eslovenia. Coronado por el impresionante Triglav de 2.864 metros, se hallan multitud de picos, lagos y sobre todo pueblos anclados en el pasado. Fuera de la zona más turística de Bled se hallan pequeñas poblaciones agrícolas que en Invierno quedan incomunicadas por la nieve y que en Verano forman una fotografía multicolor entre el verde de los bosques infinitos, los rojos y amarillos de las flores que nunca faltan en los balcones y el marrón de la paja que se seca al sol.

En Bled se halla uno de los tesoros más increibles de la zona, su lago. Coronado por el Castillo de su mismo nombre, alberga una isla en su centro a la que se puede acceder en barca. Sus aguas son cristalinas y patos y cisnes se encuentran entre sus huéspedes. La temperatura en verano es cálida (25-30 grados) mientras que en Invierno el frio riguroso hace que el lago esté helado durante más de 4 meses.

Y es en Invierno cuando el espectáculo se hace aun mayor. En las tardes de los días festivos, toda la población de Bled se va al Lago a pasear, patinar o jugar a Hokey. Claro está, sobre sus aguas heladas. Es entonces un buen momento para ir hasta la isla del lago, andando, y visitar la iglesia que alberga.