Los Padres y Madres de Sage Live

Con ya unos cuantos miles de usuarios de Sage Live en producción en 7 países, ha llegado el momento de publicar esta apasionante fotografía donde estamos los que empezamos el proyecto hace exactamente 2 años en San Francisco.

Los padres y madres de Sage Live
Los padres y madres de Sage Live

De izquierda a derecha: Albert (yo), Jarett, Klaus-Michael, Susie, Ramón, Mary, Kevin, John, Alex y Steve. Faltan en la foto: Marcus y Chuck. Después de estos han venido muchos más pero ellos siempre serán los Padres y las Madres de lo que hoy es uno de los buques insignia de la compañía en la que trabajo.

Cruzar corriendo el Golden Gate

Aterricé el martes a las 3 de la tarde en San Francisco por trabajo y como que no era plan llegar a la oficina a las 5, decidí vestirme de corto y salir a correr un rato por la zona de la playa en Presidio. Y en eso estaba cuando me encontré a Paul Reverter y juntos acabamos cruzando el Golden Gate corriendo.

Paul y yo con el Golden Gate al fondo
Paul y yo con el Golden Gate al fondo

El puente, inaugurado en 1937, es uno de los iconos turísticos más conocidos de Estados Unidos y mide algo más de 2 kms de largo y pese a que parezca que es plano, en su parte central se eleva por lo que si piensas ir y volver por el mismo sitio, tendrás que “subir” dos veces.

Mi primer Uber

Hoy he contratado mi primer servicio con Uber aprovechando que estaba en Laurenceville en mitad de la nada (que es donde está nuestra oficina de Sage en Atlanta). El servicio es espectacular: pides el coche a través de la app del teléfono y viene en menos de 5 minutos, puedes ver en tiempo real donde está el coche y finalmente no tienes que pagar en efectivo el servicio sino que se carga automáticamente en tu cuenta.

Los coches están limpios, son confortables y los conductores se deshacen en amabilidad porque saben que después vas a tener que valorar el servicio y… nadie va a pedir un un conductor que tenga malas valoraciones. Este simple hecho hace que el servicio sea impecable. Y además es más barato que un taxi.

En fin, o se espabilan los taxistas, modernizan sus coches, sus aplicaciones y métodos de pago y se dedican a “optimizar” sus rutas (por llamarlo de alguna forma) o desaparecerán pronto.

Por cierto, mi padre ha sido taxista durante más de 30 años.

La Caja de los Jabones

La primera vez que cogí un avión fue en la Semana Santa de 1995 y volé a Dublín para recorrer Irlanda con mi amigo Jordi; ese mismo verano hice mi primer interrail por algunos de los países del este (Hungría, Chequia, Polonia,…) y fue en ese viaje cuando comencé con la tradición de traerle a mi madre los “jaboncitos” de los hoteles por los que pasaba.

La caja de los jabones
La caja de los jabones

Durante casi 20 años recolectó todos los jabones que le traía y los guardaba en la caja de la imagen procurando que no hubiera ninguno repetido.

Hoy, Día de la Madre, era un buen momento para recordar la caja de los jabones de mi madre que murió hace ya casi 5 meses.

Cosas que Aprendí

Aquí va un rápido de resumen de lo que he aprendido de algunos de mis jefes en los últimos 20 años:

  • Rafa López (en Gedas Iberia): Priorizar adecuadamente. Cuando estás gestionando un proyecto centrarte en hacerlo rentable y tener al equipo y al cliente contentos. El resto es siempre menos importante.
  • Pedro Melendo (en Gedas Iberia): Cuando toca decidir quien tiene que trabajar contigo (cuando estás contratando o eligiendo equipo) es muy importante escoger siempre a los mejores. Si tienes dudas con alguien, aunque sean leves, elige simplemente a otro.
  • Silvia Estrems (en T-Systems España). Puedes hacer durante el día mil cosas diferentes, algunas importantes y otras quizás no tanto, pero cuando las hagas concéntrate al máximo en ellas, sin interferencias, sin teléfonos y sin interrupciones.
  • Tomás Cid (en ICT): Ayuda a quien te ayude, pasa de los que intentan zancadillearte y mantente neutro con el resto.
  • Lluís Font (en Zyncro): En internet, aunque puede automatizarse todo, no vas a ganar dinero simplemente poniendo una pasarela de pago. Trabaja el marketing obsesivamente, genera leads y pon a comerciales a convertir esos leads en clientes. Y mídelo absolutamente todo.
  • Francesc Muñoz (en ICT): Ponte delante de la audiencia sin miedo. Muy probablemente ellos saben menos que tú de lo que vas a contarles.
  • Dídac Lee (en Inspirit): Persevera hasta el final. Cuando crees que un proyecto está muerto, continúa perseverando, se pesado, obstinado, decidido,… hazlo con pasión y siempre con una sonrisa.
  • Mathias Meissner (en T-Systems Italia): Preocúpate por conocer la organización para la que trabajas y la de tu cliente. Estudia los organigramas y estructuras de decisión para poder gestionar adecuadamente tus interlocuciones.
  • Friedrick Teufel (en Volkswagen Group Italia): Préstale atención infinita a la documentación que entregas a tu cliente. Si tienes que entregar informes de seguimiento o similares al equipo de dirección, supervisa personalmente hasta la última frase escrita.

También he aprendido un montón de cosas más de mis compañeros, clientes y colegas pero eso ya lo contaré en otra ocasión. Estoy seguro de que durante los próximos 20 años continuaré aprendiendo.

Camisetas Funky

Mis alumnos del MCNI, todos ellos muy majos y espabilados (en ocasiones un poco pintas y flipaos…), se sumaron ya hace algunas semanas al reto de construir una tienda online y comenzar a vender (realmente) con una inversión inferior a los 100 € (todo incluído): contrataron un hosting en USA, instalaron un  Prestashop, configurarón pasarela de pago… y todo en 3 mañanas.

El Plan
El Plan

A partir de ahí venía lo más difícil; la publicidad, el producto, la distribución, la gestión de las reclamaciones, el soporte legal, etc… Y en unas pocas tardes más decidieron que iban a vender las camisetas más funkies del mercado, que ellos mismos iban a hacer de modelos y a partir de ahí el resto de detalles vinieron rodados.

Posando
Posando

Las fotos de los alumnos haciendo de modelos es de lo mejor de la tienda y solo por ello vale la pena entrar a echar un vistazo y acabar comprando una de las camisetas que venden y que venderán solo por tiempo limitado.

Ya lo tienen todo listo… y ya han comenzado a entrar los primeros compradores en CAMISETAS FUNKY (http://camisetasfunky.com)… ¿ Serás tú uno de ellos ?

Correr con Jordi Pedrol en Granollers

Hoy he corrido mi sexta Media Maratón de Granollers y ha sido muy especial porque lo he hecho de principio a fin con Jordi Pedrol un ex-colega, gran persona y excepcional profesional (probablemente el mejor CFO especializado en negocio internet que he conocido jamás) con el que he cruzado la meta después de 21 kms de fuerte viento.

Mi tiempo ha sido bastante discreto, 1h 42′ 13”, más de 8 minutos de diferencia con mi mejor marca en la distancia aunque un par de minutos menos que el fin de semana pasado en Terrassa. Esta es la segunda media de la serie de cuatro seguidas que voy a realizar antes de la maratón el próximo 17 de marzo.

Desde Buerba a Sampietro

Hace unos días, aprovechando la presentación del libro de Mónica, “Un fin de semana en Sobrarbe“, en Ainsa, intentamos llegar desde Buerba a Sampietro a través del viejo PR-HU 44. Pese a lo nutrido de la expedición (mi primo Toni, Fer, Raquel, Oscar, Gonzalo, Benjamín y yo) e ir equipados con cámaras, GPSs y demás artilugios electrónicos nos perdimos en mitad del espeso bosque de la zona y no tuvimos más remedio que volver sin haber alcanzado el objetivo. A donde sí llegamos fue hasta el rio Yesa, de aguas transparentes y puras y que en lo más bajo del recorrido marca el inicio de la ascensión hasta Sampietro.

dscf0225

Este es el punto de inicio del recorrido, donde comienza el sendero y que en teoría debería estar marcado, pero que al final resultó más difícil de lo previsto. En el hecho de perderse también  pudo influir las indicaciones de un cazador de la zona que nos dijo “seguid por ese barranco que es más rápido”. Cuando ya estábamos abajo de todo nos insistió en que ese era el camino correcto y que no sabía de ningún puente medieval (ver más abajo).

dscf0194

Y he aquí los expedicionarios, ya próximos a derrotarse y decidir volver hacia atrás: Raquel, Fer, Toni y Oscar. Gonzalo y Benjamín, mucho más expertos en este tipo de expediciones, detectaron que algo iba mal a los 15 minutos de salir y decidieron darse la vuelta.

dscf0193

Este es el magnífico rio Yesa. Aunque no lo vimos, aguas más abajo se encuentra el antiguo puente medieval, muy cerca de Morillo de Sampietro y paso obligado para acceder a Sampietr0. Lo anoto en mi Lista de Deseos para intentar alcanzarlo en una próxima excursión.

puente_sobre_el_rio_yesa

Los Sampietro alrededor de 1932

Hace unos días llegó hasta mi, a través de mi tío Eduardo, esta interesante y absolutamente brillante (e incluso artística) fotografía (pulsar encima para hacerla más grande) realizada en Margudgued alrededor de 1932 en la celebración de la primera comunión de mis tios José María y Antonio Sampietro Garcés en compañía de la familia de “Casa Sillero”.

primera-comunion-de-antonio-y-jose-maria-sampietro-garces-1

Pese que no estoy seguro al 100%, de izquierda a derecha estas son las personas que aparecen:

  • José María Sampietro Garcés, hermano de mi padre.
  • Carmen Sampietro Coscujuela, hermana de mi bisabuelo Antonio Sampietro Coscujuela.
  • Antonio Garcés Cambra, hermano de mi abuela.
  • Desconocido 1.
  • Desconocido 2.
  • Desconocida 3.
  • Antonio Sampietro Betato, mi abuelo paterno.
  • Ángela Garcés Cambra, mi abuela paterna.
  • Ángeles Garcés Pelegrín, prima hermana de mi padre.
  • José Garcés Cambra (el más moreno), hermano de mi abuela y padre de mi tía Ángeles Garcés Pelegrín.
  • Alicia Garcés Pelegrín, prima hermana de mi padre que murió en 1946.
  • Antonio Sampietro Garcés, hermano de mi padre.
  • Ángela Cambra Bestué, mi bisabuela. Esta es la primera vez que la veo en una fotografía.

Sobre el año en que se hizo la fotografía, hay algunos datos que me hacen pensar que fue a finales de 1932:

  • Mi padre, que nació en julio de 1933, no aparece.
  • Alfredo Garcés Pelegrín que nació en 1932 tampoco aparece. Murió 5 años más tarde.
  • Mi tio Antonio Sampietro Garcés, nació en enero de 1924 tendría 8 años en 1932, que son los que podría tener en la fotografía.

Respecto a los tres desconocidos, tengo algunos candidatos:

  • Manuel Garcés Cambra (“Tio Manuel”), hermano de mi abuela. Vivía en Casa Sillero y por tanto debería estar en la fotografía. La duda principal es cual de los dos hombres podría ser aunque si me tuviera que decidir lo haría por el Desconocido 1.
  • Vicenta Pelegrín Castillo, mujer de José Garcés Cambra y madre de las dos niñas que aparecen. Debería ser la Desconocida 3 pero no estoy seguro.

También hay otras cosas dignas de mención en la fotografía como son el cuadro grande la derecha donde aparecen una pareja, los pasteles que parece sostener en la mano mi abuela, lo serios que aparecen todos, la botella de champagne del fondo,… Si alguien puede facilitarme más información sobre la foto, que avise por favor.

Margudgued 1957

Teresa Montaner me envió hace unos días este email con la intención de que fuera publicado:

Lo primero que se me ocurre es presentarme (…). Me llamo Teresa y tengo 58 años.

Hace unos días me he incorporado al mundo internauta, y lo primero que me vino a la cabeza fue investigar sobre un pequeño y precioso pueblo del Alto Aragón llamado Boltaña, el cual marcó una etapa de mi corta vida ya que por aquel entonces solo tenía cinco años.

Yo soy de Barcelona, y el motivo por el cual llegué a este pueblo fue para estar unos días de Agosto con papá que estaba ingresado en el Sanatorio Convento del Carmen junto al rio Ara.

Mamá, que se llama Elena y yo estuvimos hospedadas durante todo el mes de Agosto en una casa particular con una gente muy buena en Margudgued.

Esos recuerdos siempre me han acompañado y sentía la necesidad de volver, hace tres años estuve un fin de semana en el Hotel Monasterio de Boltaña y no pude resistir ir a pié hasta Margudgued, pasando por el camino donde se guardaban los cochinillos pequeños que tanta gracia me hacían y que ahora está abandonado, y estuvimos comiendo en el restaurante llamado El Pajar, que si no recuerdo mal, un pajar había en ese lugar en el cual jugaba con otras niñas de Margudgued.

Me vienen tantos recuerdos a la mente, como la perrita que estaba cojita y se llamaba Ninosca pero que yo la llamaba Linda porque así me lo parecía, le daba las galletas de mi merienda y siempre iba detrás de mí.

ninosca_1

Por la mañana, nada más levantarme, cruzaba la calle y me iba a la casa de enfrente a desayunar un tazón de leche con pan y jugaba con un gatito marrón, puede que fuera Casa Cambra, de esto no estoy muy segura.

ninosca_2

Cuando íbamos a ver a papá, al llegar al camino que llevaba al Sanatorio, había una cabra atada a un tronco y cuando nos veía hechaba a correr y nos enredaba los pies en la cuerda.

Mientras llegábamos, por el camino, cogíamos nueces y unas manzanas pequeñas que estaban muy buenas, y lo más divertido para mí era cruzar el puente de cuerdas y madera que cuando coincidíamos con algún carro teníamos que esperar que el pasara primero, un día me subió al carro y me cruzó el rio, para mí fue todo una aventura.

ninosca_3

Papá siempre me habló mucho del lugar, de lo bonito que era, me escribía postales con los paisajes de Boltaña, Monte Perdido, La Cola de Caballo, La Flor de Nieve, algunas aún conservo, y me decía, nena cuando seas mayor visita el Parque de Ordesa, y hace dos años conseguí llegar a la Cola de Caballo y papá tenía razón, es un privilegio para los sentidos y al ver tanta belleza solo pude decir, lo he hecho por ti papá.

ninosca_4

Todo lo que escribo son algunas de las muchas cosas que recuerdo, y he conservado fotos que demuestran lo que cuento, en algunas de ellas estoy en compañía de otras niñas que ahora mamá, por su enfermedad no puede darme sus nombres aunque creo que la mayor se llama Elena como mamá ,y creo que están hechas en el pajar, ¿ pueden ser las niñas de Casa Cambra?.

ninosca_5

Me gustaría que lo leyeran, si no lo hacen lo entenderé. No sé a quién dirigirme, si escribir correo postal o correo electrónico, porque igual el relato es demasiado largo, ¡no se qué hacer¡ pero decida lo que decida adjuntaré fotos por si alguien se reconoce y recuerda algo de aquellos días lejanos en el tiempo pero intactos en mi memoria.

(…)  me haría mucha ilusión que alguien me confirmara todo lo que he contado.
Saludos:  Teresa Montaner

Si alguien quiere contactar con Teresa, que me envíe un email y le pasaré los datos.