Los países más felices del mundo

El 20 de marzo pasado la Red de Soluciones para el Desarrollo Sostenible, un comisionado de la ONU, publicó su “Informe de la felicidad en el mundo” que contiene la lista de los 56 países más felices del mundo:

Los países más felices del mundo - 2017
Los países más felices del mundo – 2017

El listado completo que incluye los 155 países estudiados y que cierran la República Centroafricana (155), Burundi (154), Tanzania (153), Siria (152), Ruanda (151) y Togo (150) está en aquí (ver página 13).

Los factores que el informe considera fundamentales para evaluar el grado de felicidad de un país son los siguientes:

  1. Producto Interior Bruto.
  2. Nivel de políticas sociales (cobertura sanitaria, etc…).
  3. Expectativa de vida de una persona.
  4. Libertad para escoger diferentes opciones de vida.
  5. Generosidad.
  6. Percepción de la corrupción.
  7. Distopía.

La verdad es que estoy bastante en desacuerdo con este ranking por una razón principal y es porque la felicidad, al final, tal como definió Mo Gawdat, no es más que la diferencia entre tus expectativas en la vida y lo que realmente consigues día a día.

En algún momento haré mi propio ranking con los países que he visitado.

… y mueren como si nunca hubieran vivido

Aunque no suelo publicar contenidos no originales, hoy voy a hacer una excepción para copiar una cita de un tipo importante:

“… pierden la salud para ganar dinero, después pierden el dinero para recuperar la salud. Y por pensar ansiosamente en el futuro no disfrutan el presente, por lo que no viven ni el presente ni el futuro. Y viven como si no tuviesen que morir nunca, y mueren como si nunca hubieran vivido.”

Ya se que lo más educado sería poner el autor pero entonces, igual que sucede con un cuadro cuando tiene puesto el nombre del pintor al lado, pierde fuerza la obra (en este caso, las palabras) y realza más a la persona.

Precio Hora Vital

¿ Cuanto vale una hora de tu vida, fuera de tu trabajo ?, ¿ A nivel económico, en cuanto valoras tu tiempo ?, ¿ Debes perder el tiempo fregando el baño ?. ¿ Cuanto debe estar dispuesta a pagar tu familia si te secuestran ?

Por fin he recuperado este viejo post de hace algunos años y lo he actualizado con la fórmula matemática con la que obtener el precio de tu hora vital, fuera del trabajo, que puede hacer que repienses un montón de cosas. Para el cálculo intervienen los siguientes factores:

  • Edad. Cuanto más edad tienes, menos años te quedan y por la simple ley de la oferta y la demanda el Precio Hora Vital debe ser mayor.
  • Índice de Felicidad Actual. Si eres muy feliz, ¿ para que cambiar ?… quizás no necesitas fabricar tiempo libre.
  • Horas de Trabajo Remunerado (e invertidas en transporte). Más horas trabajadas significa menos tiempo libre y por tanto un valor superior de las horas.
  • Horas que Necesitas Dormir por Día. Si eres un dormilón, tu precio horario sube, porque te quedan menos horas de vigilia.
  • Número de Hobbies Verdaderos que Tienes. Si no tienes hobbies, ¿ para que quieres el tiempo ?… obviamente estás devaluando tus horas.
  • Número de Hijos que Tienes. Es uno de los elementos más inflaccionadores del valor horario de tu vida. Si tienes muchos hijos, el precio se dispara pues básicamente vas a necesitar mucho tiempo para estar con ellos.
  • Número de Parejas, Amantes o Novias/os que Tienes. Ya se que lo normal es tener una, pero hay quien paraleliza… una nueva forma de hiperinflacción horaria.
  • Número de Amigos Verdaderos que Tienes. Sin duda, los amigos verdaderos también van a requerir tiempo de ti y por tanto cuantos más tengas, más tiempo necesitarás y más valor tendrá un hora tuya.
  • Número de Horas Semanales Invertidas en Siestas. Si bien hacer siesta (por ejemplo, el sábado y el domingo) incrementa exponencialmente tu grado de felicidad, también es cierto que hará que dispongas de menos tiempo libre y que por tanto el remanente sea más valioso.
  • Salario Bruto Anual. De nuevo la ley de la oferta y la demanda; en este caso el de la oferta pues si no tienes dinero para comprar tus horas, su precio se devalúa.
  • Coste Mensual de tu Hipoteca o Alquiler. Uno de los primeros gastos corrientes es este coste y que restado del punto anterior nos dará aproximadamente la base de referencia económica de la cual partir.

Para calcular el Precio Hora Vital, sólo debes rellenar este sencillo formulario.

Obviamente del resultado que obtengas puedas realizar otras deducciones como por ejemplo si vale la pena moverte en taxi por la ciudad o contratar la limpieza de la casa. También hay otras derivadas más profundas como por ejemplo el cálculo del precio total de tu vida (en el caso de que te secuestren…).

El Fin de la Hipoteca… en el 2009

Pues al final va a ser que no. Pese a que estaba en mi Lista de Deseos, este año (2008) no voy a poder terminar de pagar la hipoteca de mi casa. La crisis y algunos contratiempos económicos han hecho que tenga que postponer la amortización final para 2009.

Con este, son ya dos, los deseos que tengo que catalogar como “Deseos Incumplidos o Caducados“.

Noticias Deportivas

Un rápido apunte para informar a Jordi, José Luis, Vicenç y Marco de algunas novedades deportivas:

  1. Ya me he inscrito, el próximo domingo 31 de agosto, a la Cursa de la Festa Major de Ripollet de 10 kms donde intentaré hacer un tiempo lo más digno posible.
  2. Después de unas cuantas semanas de actividad mínima, ayer sábado fui a correr y ahora tengo agujetas. La verdad es que no se puede decir que esté en un estado de forma óptimo. Lamentable.
  3. He incorporado a La Lista de Deseos, cruzar el Puente de Brooklyn corriendo. Imagino que se podrá hacer y no será sólo para coches o con peaje o alguna cosa rara de estas. Espero cumplir este deseo en menos de 4 semanas.

brooklyn_bridge.jpg

Dinero, dinero, dinero…

El otro día, cenando con Dídac, me recordaba un viejo post que publiqué acerca de la gestión de marrones. En concreto, se trataba de un pequeño compendio de ideas para ganar dinero, que como todo el mundo sabe, es una de las claves de la felicidad.

Básicamente, existen 3 vías principales:

  1. Ganar dinero con el sudor de tu frente (trabajando para alguien).
  2. Ganar dinero con el sudor de la frente de los demás (haciendo que los demás trabajen para ti; o sea montando una empresa).
  3. Ganar dinero a través de fuentes alternativas y quizás un poco riscosas (invertir en bolsa, ebay,…).

Existen otras formas tales como las loterías, robar o heredar pero no las incorporo en las opciones principales porque o son no controlables o te pueden llevar a la cárcel.

Para los menos arriesgados y más conservadores, sin duda, la mejor opción es la 1 (Ganar dinero con el sudor de tu frente) aunque las posibilidades de que te hagas inmensamente rico son bastante limitadas a la mínima que hagas un básico cálculo matemático: multiplica el precio hora máximo por el que puedes vender tus servicios y múltiplicalo por el número de horas que tiene el dia; eso es lo máximo que podrás ganar en tu vida por día.

También podemos intentar un mix entre la opción 1 y la 2, por ejemplo trabajar duro haciendo gestión en una gran empresa sin que esa empresa sea la tuya. Para conseguirlo es necesario llegar hasta la posición deseada y para lograrlo quizás sean útiles algunas ideas:

1. Alegría. Trabaja con alegría y entusiasmo. Si vas al trabajo triste es que no te gusta. Cámbiate.

2. Marrones. Cómprate un buen tenedor y un buen cuchillo y cómete los marrones en silencio y sin protestar porque esto te curtirá. Lo que más agradecerá tu jefe es que no le generes problemas, que cuando debes hacer algo lo hagas con independencia, con valentía y totalmente orientado al objetivo final.

3. Relaciónate y conoce gente. Esto es básico porque las cosas solo funcionan si conoces a tu interlocutor y puedes llamarlo cuando el “proceso” se ha encallado. Tienes que trabajar en networking dentro y fuera del trabajo con colegas, clientes, proveedores y sobre todo amigos. Utiliza herramientas tipo Xing o Linkedin. Manténte en contacto con todos tus excolegas.

4. Entiende la compañía. Tienes que conocer la estructura de la compañía, quién es quién, los responsables, los que toman las decisiones. Tienes que conocer la estrategia y objetivos de la misma. Ínvestiga el proceso de toma de decisiones, las redes de influencia, las “familias”, los objetos de justificación clave (crecimiento, mercado, rentabilidad, ventas,…). Justifícalo todo con un plan de negocio que relacione lo que pretendes con lo que ganará la compañía si lo hace. Muévete como pez en el agua.

5. Piensa en grande. Para ser grande tienes que pensar en grande. Conviértete en una referencia y aunque trabajes a nivel de detalle nunca olvides el objetivo de alto nivel que persigues. Si es preciso escríbete los macro-objetivos de tu trabajo y cuélgatelos delante de ti para que “no te despistes”. Ejemplo: si eres el responsable de una unidad, recuerda que tienes dos objetivos principales: ganar dinero y que tu cliente esté contento. Es por ello que diariamente deberás revisar la rentabilidad que está obteniendo tu equipo y hablar con tu cliente.

Bueno, podría seguir escribiendo consejos e ideas, pero creo que con practicar estas 5 se avanza un montón. El resumen de todo lo dicho es que aunque seas el mejor del mundo trabajando solo, en una compañía debes conocer las piezas clave que la componen y como moverlas cuando se presentan problemas delante del camino (procesos que no funcionan, negativas de tus jefes, sobrecargas inesperadas, etc).

La Lista de Deseos

La Clave Número Uno para conseguir la felicidad es disponer de una Lista de Deseos pero muchas veces se confunde esta lista con otras cosas como pueden ser cuatro palabras en un cuaderno olvidado o pensamientos que creemos eternos, etc.

Posiblemente, al igual que en los animales, nuestra felicidad es más intensa en el camino hacia un objetivo que en el momento justo de consecución de ese objetivo. Cuanto antes identifiquemos lo que queremos hacer, antes comenzaremos a trabajar para lograrlo y en ese camino es cuando mejor estaremos.

Una buena Lista de Deseos que deba asegurar nuestra felicidad se compone de tres partes:

  1. La Lista de Deseos que tengo aun pendientes por realizar.
  2. La Lista de Deseos Cumplidos, que a medida que se van realizando se quitan de la lista 1.
  3. La Lista de Deseos que Caducaron sin ser cumplidos, como puede ser “Ganar un oro en los juegos olímpicos de Barcelona”.

Algunas características imprescindibles para hacer una buena Lista de Deseos son:

  • El soporte sobre el que escribiremos nuestra lista debe ser duradero y respetado. Si la escribimos “furtivamente” en un trozo de libreta vieja, muy probablemente la olvidaremos o perderemos. Lo mejor es utilizar una buena libreta, cuanto más cara mejor, y situarla en el mejor rincón de la casa. La Lista de Deseos como motor de nuestra felicidad tiene que ser escrita y resguardada como si de oro se tratase. Uno de los mejores soportes, quizás, es el digital. Puedes ponerla, por ejemplo, de fondo de escritorio.
  • Hacer pública la lista de deseos o compartirla con amigos es clave: por un lado nos asegurará que no “borramos” deseos cuando los vemos muy difíciles mientras que por otro lado podemos recibir ayuda por parte de las personas que conocen nuestra lista. Poe ejemplo, imaginemos que hemos puesto que queremos un perro, posíblemente si nuestros amigos conocen que este es uno de nuestros deseos, estarán atentos por si encuentran o descubren a alguien que regala uno.
  • La lista se tiene que componer de micro-deseos y macro-deseos. No solamente deben escribirse grandes quimeras o deseos que tienen que ser cumplidos dentro de 10 años. Los micro-deseos (por ejemplo, ir a visitar un museo este domingo) constituyen la base de la felicidad díaria. Cualquier cosa que queramos hacer y nos vaya a producir satisfacción o felicidad es un deseo y por tanto tenemos que escribirlos.
  • Los deseos deben llevar la fecha de cuando los inscribimos en la lista (en la Lista de Deseos) y de cuando los cumplimos (en la Lista de Deseos Cumplidos). Es importante ser capaz de realizar deseos semanalmente.

Posiblemente habrán más características de una Lista de Deseos pero estas son las más importantes.

Las 8 Claves para Ser Feliz

Iré al grano. Sigue las siguientes instrucciones y serás feliz:

(1) La Lista de Deseos. La felicidad se consigue en base a pequeños trocitos de felicidad. Planifica adecuadamente esos “trocitos” y utiliza una “lista de deseos” donde ir apuntando que quieres hacer, ver, leer, visitar, etc. Controla lo que consigues y esfuerzáte por conseguir lo que te quede pendiente. El trabajo en vano conduce a la melancolía.

(2) Cambia lo que no te Guste. Deja ya de protestar. Cambia lo que que no te guste. Lucha por lo que realmente quieres. Si en tu trabajo te maltratan o cobras poco, no te amargues; díselo a tu jefe y si no te escucha busca otro trabajo; Si no lo consigues es que tu sueldo es acorde con tus capacidades y lo que sucede es que debes formarte o esforzarte más. Lucha por lograr lo que quieras. En todo caso, deja de protestar.

(3) No exteriorices Enfado. Sólo tienes derecho a enfadarte contigo mismo. La manifestación del enfado es una debilidad del espíritu; una imperfección de la inteligencia. Controla los cabreos y racionaliza todo aquello que no sucedió como querías. Coge un papel, haz una lista de las causas que provocaron que algo no saliera como querías y busca soluciones concretas y ejecutables. Sólo la muerte es irremediable.

(4) Haz Deporte. Entrena tu cuerpo y hazlo sufrir porque el ser humano no está hecho para estar sentado o para que te traigan relajadamente la comida a la mesa sin mover un sólo dedo. Suda como un cerdo y te estarás limpiando. Ten agujetas y te estarás endureciendo. Juega al fútbol, ve en bicicleta o corre. Hazlo con amigos o sólo. Hacer deporte en solitario ayuda a encontrarte contigo mismo.

(5) Deja de pensar. Actúa. No pienses tanto y actúa ya. En este mundo hay personas que piensan, hablan discuten, analizan y escriben y personas que actúan. No dejes nada sin hacer. No tengas miedo a equivocarte porque el mundo se mueve con acciones correctas y con acciones equivocadas. Todo tiene solución. Se un ejecutor. No te arrepientas nunca de lo que hiciste sino de lo que dejaste de hacer.

(6) Gana Dinero. Ya tienes más de 28 años y el romanticismo acabó. Para ser feliz necesitas dinero. Utiliza los puntos 2, 3 y 5 para conseguir un buen trabajo y gana dinero. Si lo que has estudiado no tiene salida, estudia algo nuevo; genera beneficio para tu empresa y tu empresa te lo recompensará. Si pasas hambre no serás feliz. Si no puedes ir de vacaciones no serás feliz.

(7) Cambia cada día algo. La grisicitud del ser destruye el espíritu. Renuévate cada día comiendo algo por primera vez. Cambiando de restaurante. Hablando con una persona nueva. Utiliza un transporte o ruta diferente. Rompe reglas. Anula el miedo. Anula el miedo. Anula el miedo. El miedo lo paraliza todo. Que es lo peor que te puede pasar si cambias algo ? Nada !.

(8) Ama. Este es un tema delicado y extensamente tratado. Ama algo o a alguien sin esperar nada a cambio. Reparte pasión gratuitamente. Desea (ver puntos 1 y 5).

Si sigues al pie de la letra estas 8 claves serás feliz. Si pese a todo, no lo consigues, algo estás haciendo mal; relee de nuevo esta página y vuelve a intentarlo. Si no prosperas, dímelo porque serás un caso extraño y raro digno de estudio.

Las Mejoras Citas

La paciencia es no saber decir ‘Vete a tomar por culo…’
Guillem Casas – LOCALRET – 01/10/1999

Dios ayuda al que persevera
José Miguel Vicente – Contestador automático – 1998

El trabajo en vano conduce a la melancolía
Miguel Ramírez – Clase de Servosistemas

Ante la duda, tira millas
Francesc Muñoz – ICT – 1997

Nadie ama lo que ignora
Víctor Aroca – Biblioteca UPF – 07/12/97

Al amigo le dejas tu culo, al enemigo le das por culo, y al indiferente le aplicas la legislación vigente
Tomás Cid – Cybermedia – 1997

No te arrepientas nunca de lo que hiciste sino de lo que dejaste de hacer
Mabel Pardo – ICT – Noviembre 1997

La Grisicitud del Ser

Todo empieza por marcarse una rutina diaria. Levantarse a la misma hora, desayunar a la misma hora, comer a la misma hora, llegar al trabajo a la misma hora, sentarse en el sillón a la misma hora y acostarse a la misma hora.

Después se suma el no hacer ejercicio o sea adentrarse en el oscuro y gris mundo del sedentario, no cambiar de empresa en 30 años, hacer de los fines de semana una rutina y casarse con una persona gris. Eso ya es el colmo.

Y cuando te das cuenta eres la persona más gris del planeta.

Pero nunca es tarde. Siempre puedes cambiarte de trabajo. Apuntarte a un gimnasio, ponerte en forma, los fines de semana combinarlos de forma que uno hagas trekking, el otro submarinismo y otro parapente, otro te de por ahí y te largues con el coche a París.

Es un buen comienzo…

Siguiendo en la misma órbita, aun quedan unas pocas cosas que hacer para desprenderse del caparazón gris: apuntarte a Internet, hacerte tu página web, escribir un libro, hacer un viaje a algún país del este en solitario y montar a caballo (o si no hay dinero, alquilar una tarde unos patines).

Es difícil intentar analizar a que se debe esta tendencia innata al sofatismo y sillonismo, aunque está claro que nuestra adicción existe y está ahí. Quizás pudiera explicarse a partir de la Teoría Entrópica, según la cual todo tiende al desorden y al caos.

Volvamos a la grisicitud. Si la análizamos cuidadosamente descubriremos que se trata de una enfermedad, y además contagiosa.

Las principales características del grisaceo son:

  • Generalmente habla despacio y con voz grave.
  • Se queja en demasía de sus penas y desgracias.
  • Repite ideas y conceptos una y otra vez (corto de ideas).
  • Su punto de referencia es el pasado en vez del futuro.
  • En su habitación la luz será insuficiente.
  • No tiene apenas fotos, y si las tiene prácticamente todas son foto-estatua.
  • Nunca es líder de nada.
  • No sabe estar solo.
  • Suspira en exceso.
  • Siempre está pendiente de lo que dirán los otros de él.
  • Es muy pesimista y crítico.

Puedes, si quieres, formularte tu mismo las características anteriores a modo de test para verificar si eres o no eres gris. Quizás descubras apesadumbrado que eres un grisaceo. Y te de igual.