¿Tan malo es el cambio climático?

Las voces alarmistas sobre todas las catástrofes que se le suponen al cambio climático que estamos sufriendo se suceden a diario. Sin embargo, mi visión es algo distinta.

Dejando a un lado el hecho de que continuamos dentro de la llamada Glaciación Cuaternaria y que los cambios climáticos han sucedido desde siempre en la Tierra, lo extraño no es que tengamos un aumento de la temperatura mundial sino que no lo hayamos tenido antes. De hecho, la principal anomalía climática al analizar los últimos 2.400 millones de años (hasta donde se puede analizar) sugiere que se está produciendo en los últimos 10.000 años a través de un clima extremadamente estable que ha propiciado el desarrollo humano a través de la aparición de la agricultura y la ganadería (recomiendo la lectura de “Armas, gérmenes y acero: breve historia de la humanidad en los últimos trece mil años” de Jared Damond). Sin un clima estacional estable, no hubiera sido posible mantener y evolucionar las diferentes variantes de alimentos cultivados a través de la selección artificial de sus mutaciones genéticas (a ver quien es capaz hoy en día de comerse una manzana o cereza salvaje no cultivada -el sabor suele ser bastante amargo-).

Resumiendo, lo normal es que estuviéramos ya en un período de desglaciación total sin prácticamente hielo en los polos, con un nivel del mar superior al actual y con bastantes zonas desérticas más… pero también con mucha más población desplazada hacia el norte, principalmente en las grandes, verdes, inhabitadas y frías áreas de Rusia y Canadá.

Pero es que además, cuando analizamos el consumo eléctrico de todos los países del mundo y aislamos el factor riqueza que obviamente condiciona el uso que hacemos de la electricidad, el resultado más interesante es que los lugares donde se gasta más es precisamente en las zonas más frías del planeta: Canadá, Rusia, China, Estados Unidos, Noruega, Suecia, Islandia, etc…

Con esta información, la pregunta obvia es ¿Cuanto podríamos ahorrar en calefacción si solamente aumentásemos 5 grados la temperatura media anual?. Vivo en Newcastle (en el norte de Inglaterra) desde octubre y ni un solo minuto desde que llegué me he podido permitir el lujo de apagar la calefacción: algunos días puede que esté más baja pero nunca la he apagado, ni incluso por la noche porque aunque el aislamiento sea muy bueno, el vivir permanentemente entre los -5 y los 5 grados en invierno no te permite tener apagados los radiadores el 80% del tiempo como en Barcelona.

El resumen de todo este análisis es que si aumentasen unos grados la temperatura media el ahorro energético podría ser muy considerable y que la migración natural de personas desde el centro hacia los polos no debería ser un problema porque nuestro planeta está muy deshabitado en las actuales zonas frías y es algo que ha sucedido desde siempre y volverá a suceder. Solamente tenemos que estar preparados y aceptarlo como algo natural.

 

¿Cuándo y cómo se extinguirá la humanidad?

A lo largo de toda la historia del planeta Tierra, no ha habido ni una sola especie animal o vegetal que haya permanecido estancada durante más de 200.000 años. Esto significa que todas las especies han evolucionado considerablemente o se han extinguido de forma natural o debido a extinciones masivas. Así que la raza humana tampoco va a ser una excepción y la única pregunta que cabe hacerse es si nosotros evolucionaremos o nos extinguiremos como ya sucedió anteriormente con los Neardentales.

Y la respuesta no puede ser más clara: la raza humana se extinguirá en no más de 200.000 años. La razón no será una explosión nuclear ni un ataque extraterrestre ni el impacto de un cometa y ni siquiera una guerra global sino una causa algo más “natural”.

Todas las especies animales han evolucionado gracias a las mutaciones genéticas aleatorias que han ido sucediendo desde siempre. Esas mutaciones solo han subsistido en la naturaleza si eran sostenibles, es decir, si hacían que la planta o el animal se adaptase mejor al medio y en su relación con el resto de especies. Por ejemplo, si en las latitudes más frías del planeta un individuo sufría una mutación que le hacía más sensible al frio e incluso dependiente de un mayor número de capas de abrigo que otra persona sin esa mutación, las probabilidades de subsistir eran bastante bajas y finalmente acaba muriendo y esa mutación no se transmitía más a la siguiente generación.

Por el contrario, si esa mutación nos hacía más resistente al frio, las posibilidades de subsistencia aumentaban más. Este hecho explica la aniquilación de los Neardentales a manos de los humanos modernos pese a ser más fuertes y corpulentos: varias mutaciones genéticas acumuladas durante años nos hizo más inteligentes y por tanto con más posibilidades de subsistencia en épocas donde los recursos escaseaban o donde se debía luchar con otras especies en busca de alimentos. Básicamente este es el resumen de la Teoría de la Evolución de Darwin.

El problema es que cada vez más la selección natural de las especies que describía Darwin se está haciendo menos natural en los humanos. Casi cualquier mutación genética hoy en día puede ser “subsanada” por la medicina de forma que se propaga a las siguientes generaciones aunque no sea sostenible en el tiempo por si sola: por ejemplo, imaginemos que tenemos una mutación que nos hace nacer con una sola pierna: la ciencia moderna se encargará de proveernos de una pierna ortopédica y robótica con la que podremos hacer una vida normal y por tanto transmitiremos a nuestros descendientes ese defecto.

Cuando esta transmisión de imperfecciones se multiplica por las miles de mutaciones genéticas que suceden cada día en la tierra y a su vez se vuelve a multiplicar por las 7.000 generaciones de humanos que habrán en los próximos 200.000 años el resultado es aterrador ya que la especie humana se degradará exponencialmente a medida que pasen los años.

Lo que sucederá en unas pocas cientos de generaciones sin tener que esperar al límite de las 7.000 antes de que nos extingamos es:

  • Los servicios médicos se comenzarán a colapsar porque cada vez seremos más débiles a nivel físico. Serán necesarios más recursos para poder compensar las deficiencias creadas por las mutaciones genéticas no sostenibles y cuando esos recursos sean insuficientes, el número total de individuos en la especie comenzará a decrecer mucho más rápido que la selección natural “positiva” producida por nuevas mutaciones no compensadas artificialmente.
  • A nivel mental y en una sociedad cada vez más democratizada y justa, los individuos con una menor inteligencia tendrán las mismas posibilidades se subsistir que los más inteligentes y nada hace pensar que unos se reproduzcan más que otros o que simplemente no se entremezclen por lo que el resultado será cada vez un coeficiente de inteligencia medio más bajo (y ya el colmo sería que los menos inteligentes nos reprodujéramos más!!).
  • En plena decadencia cuantitativa y cualitativa de la especie humana otra especie animal puede llegar a superarnos como sucedió en el caso de los Neardentales y hacernos desaparecer en unos pocos cientos de años, quizás superados por una especie de delfines mutados genéticamente y adaptados para vivir fuera del agua.

Si no somos aniquilados por los delfines caminantes, muy probablemente el fin llegue a consecuencia de nuestra ineficacia natural adquirida para subsistir en una sociedad que dejará de suministrarnos nuestras necesidades básicas (sanidad, comida, transporte, ropa y vivienda) acostumbrados ya durante milenios a convivir en un ecosistema de relaciones comerciales y personales absolutamente esencial para nuestra subsistencia.

Incluso, y debido a que nuestro coeficiente de inteligencia habrá disminuido mucho, será difícil la subsistencia para aquellos que comiencen a plantearse la autosuficiencia.

Sobre Neardentales y Homo Sapiens

Este es un tema que me fascina desde hace tiempo. El hecho de que los Homo Sapiens (o sea nosotros) hayan coexistido en los mismos lugares y en el mismo momento que los Neandertales (mucho más fuertes y adaptados al frío que los sapiens), ha generado todo tipo de conjeturas acerca de la razón de la desaparición de estos en pro de la actual raza humana dominante.

El fin de semana he estado en una excelente exposición en el Museo de Historia Natural de Londres llamada “Un millón de años de historia humana” donde volvía a aparecer este tema aunque sin mojarse en exceso:

Los Neandertales volvieron finalmente a Reino Unido hace unos 60.000 años después de haberse ausentado durante 100.000 años. En ese mismo momento, una nueva especie humana, el Homo Sapiens, comienza a salir de África y empieza a moverse por Europa. Diversas evidencias sugieren que grupos de Homo Sapiens llegaron a Inglaterra hace unos 40.000 años. ¿ Convivieron los Neardentales y estos humanos modernos en Reino Unido ?, ¿ Vivieron uno al lado del otro ?, Simplemente no lo sabemos. Lo único que sí sabemos es que solo una de las dos especie sobrevivió, el Homo Sapiens. Nosotros.

Precio Hora Vital

¿ Cuanto vale una hora de tu vida, fuera de tu trabajo ?, ¿ A nivel económico, en cuanto valoras tu tiempo ?, ¿ Debes perder el tiempo fregando el baño ?. ¿ Cuanto debe estar dispuesta a pagar tu familia si te secuestran ?

Por fin he recuperado este viejo post de hace algunos años y lo he actualizado con la fórmula matemática con la que obtener el precio de tu hora vital, fuera del trabajo, que puede hacer que repienses un montón de cosas. Para el cálculo intervienen los siguientes factores:

  • Edad. Cuanto más edad tienes, menos años te quedan y por la simple ley de la oferta y la demanda el Precio Hora Vital debe ser mayor.
  • Índice de Felicidad Actual. Si eres muy feliz, ¿ para que cambiar ?… quizás no necesitas fabricar tiempo libre.
  • Horas de Trabajo Remunerado (e invertidas en transporte). Más horas trabajadas significa menos tiempo libre y por tanto un valor superior de las horas.
  • Horas que Necesitas Dormir por Día. Si eres un dormilón, tu precio horario sube, porque te quedan menos horas de vigilia.
  • Número de Hobbies Verdaderos que Tienes. Si no tienes hobbies, ¿ para que quieres el tiempo ?… obviamente estás devaluando tus horas.
  • Número de Hijos que Tienes. Es uno de los elementos más inflaccionadores del valor horario de tu vida. Si tienes muchos hijos, el precio se dispara pues básicamente vas a necesitar mucho tiempo para estar con ellos.
  • Número de Parejas, Amantes o Novias/os que Tienes. Ya se que lo normal es tener una, pero hay quien paraleliza… una nueva forma de hiperinflacción horaria.
  • Número de Amigos Verdaderos que Tienes. Sin duda, los amigos verdaderos también van a requerir tiempo de ti y por tanto cuantos más tengas, más tiempo necesitarás y más valor tendrá un hora tuya.
  • Número de Horas Semanales Invertidas en Siestas. Si bien hacer siesta (por ejemplo, el sábado y el domingo) incrementa exponencialmente tu grado de felicidad, también es cierto que hará que dispongas de menos tiempo libre y que por tanto el remanente sea más valioso.
  • Salario Bruto Anual. De nuevo la ley de la oferta y la demanda; en este caso el de la oferta pues si no tienes dinero para comprar tus horas, su precio se devalúa.
  • Coste Mensual de tu Hipoteca o Alquiler. Uno de los primeros gastos corrientes es este coste y que restado del punto anterior nos dará aproximadamente la base de referencia económica de la cual partir.

Para calcular el Precio Hora Vital, sólo debes rellenar este sencillo formulario.

Obviamente del resultado que obtengas puedas realizar otras deducciones como por ejemplo si vale la pena moverte en taxi por la ciudad o contratar la limpieza de la casa. También hay otras derivadas más profundas como por ejemplo el cálculo del precio total de tu vida (en el caso de que te secuestren…).

¿ Está despertando el Sol ?

Una de las noticias que ha saltado a la actualidad durante estos días es la de si el Sol ha comenzado a desperezarse produciendo una primera mancha solar que podría marcar el inicio del Ciclo 24.

el_sol

La mancha solar apareció durante la semana pasada y muchos expertos ya se han apuntado a la teoría de que está marcando el inicio de un nuevo ciclo solar (concretamente el que hace 24) después de 11 años de inactividad. La influencia de los ciclos solares sobre nuestras vidas es elevado pero no me voy a enrollar en exceso en el tema y sólo voy a referirme a un tema concreto que es el de las telecomunicaciones de aficionado.

Ya hace casi una década que tuve que apagar mi estación de radio aficionado EA3GIW, por falta de propagación ionosférica, precisamente porque la actividad del ciclo solar número 23 había terminado y la parte alta de la atmósfera (ionosfera) recibía una radiación solar muy pobre y por ende un déficit de ionización. En esas circunstancias, las ondas en banda de 10 metros (28 MHz) no consiguen desplazarse más allá de unos pocos kilómetros y por tanto resulta imposible conseguir comunicados de varios miles de kilómetros como es habitual durante el ciclo solar.

La ionización de la atmósfera también puede producirse por otros motivos aunque sólo sucede en contadísimas ocasiones como en la década de los 80 cuando entró en erupción el Santa Helena en Estados Unidos o  durante el accidente nuclear de Chernobyl en Rusia.

El resumen es que así que llegue a casa a finales de la semana que viene (ahora estoy en Argentina) una de las primeras cosas que voy a hacer es subirme al tejado a ajustar la antena y ver si realmente la ionosfera ha comenzado a comportarse como debe o nuevamente se trata de una falsa alarma.

Cristo en Casa de sus Padres

En 1950, Sir John Everett Millais pintó “Cristo en Casa de sus Padres”, un cuadro que mostraba a Jesús en el ambiente familiar del taller de su padre. El cuadro levantó una controversia importante en Inglaterra al retratar al hijo de Dios a la altura de cualquier hombre, en un destartalado taller de carpintero, alejado de los cielos, santos, cruces y aspectos sobrenaturales y majestuosos que durante más de 1.500 años había acompañado toda su simbología. El cuadro está en la Tate Gallery de Londres.

millais-christus_im_hause_seiner_eltern

Posiblemente este cuadro fue el inicio de la revolución entorno al Cristianismo que sacudió Inglaterra la segunda mitad del siglo XIX y que culminaría el 22 de Noviembre de 1859 cuando Charles Darwin publicó el Origen de las Especies, donde se negaba la teoría creacionista (lo de Adán y Eva y la Manzana y la serpiente,…).

Aun hoy en día alrededor del 45% de los estadounidenses creen en la teoría creacionista y un 10% de todas las escuelas del país la enseñan como explicación única al origen del mundo (Fuente: Wikipedia, Creation in Crisis, Evolucionismo frente Creacionismo en USA).

Esqueletos Enfermos

Esta mañana he estado en la exposición temporal “Esqueletos Enfermos” en el Museu Egipci de Barcelona. Volvía al museo por segundo vez, atraído especificamente por esta exposición que descubrí hace unos días en El Períodico (y hoy en El País) y en la que tenía depositadas grandes expectativas.

La exposición, fascinante, no ha defraudado y merece sin duda una visita concienzuda a las 136 piezas que se exhiben en el sótano del Museo Egipcio de Barcelona.

En la siguiente fotografía, por ejemplo, este craneo del siglo XIX pertenece a un hombre que murió afectado por sífilis dónde se puede observar el deteríodo que la enfermedad había producido en los huesos.

esqueletos_enfermos_01

El siguiente cráneo perteneciente a la era neolítica y encontrado en las Minas Neolíticas de Can Tintorer en Gavà, muestra dos importantes incisiones que no son otra cosa que trepanaciones voluntarias con la intención de curar alguna enfermedad y en la que el individuo sobrevivió.

expo-esquelets-obres-03

El hueso sacro de la imagen de abajo perteneció a un hombre de edad mediana que vivió en Mongolia durante los siglos VI o V antes de Cristo. Por esas épocas no debería ser muy fácil vivir y en este caso la muerte del individuo se produjo probablemente por una herida de hacha o espada frontal o lateral que le corto parte del hueso.

esqueletos_enfermos_04

La entrada al museo cuesta 11 euros e incluye la visita al fondo permanante del museo y a otra exposición temporal sobre sarcófagos.

Lo Peor de la Crisis

Lo peor de la crisis no sería un corralito mundial sino que nos dejasen sin Internet. Y eso puede pasar.

Hace 15 años cuando estaba más activo que nunca como radioaficionado, hacíamos una cosa que se llamaba Packet Radio, que era una especie de red digital de datos entre estaciones de aficionado que no requería de ninguna infrastructura pública ni cableada y que trabajaba a 144 MHz o 432 MHz. Quizás debería comenzar a desenpolvar mi vieja TNC, conectarla al PC e inventar la “Internet Generation Crisis”.

Una Nueva Forma de Colapso del Universo

¿ Que pasaría si hacemos descender la temperatura de una pelota de golf a 274ºC bajo cero ?

El primer efecto más inmediato tras superar el cero absoluto (-273’15 ºC), y con el permiso del Condensado de Bose-Einstein, es que los electrones de los átomos que componen la pelota dejan de moverse alrededor del núcleo y caen hacia su centro, haciendo disminuir el volumen del cuerpo enfriado hasta hacerlo prácticamente invisible y por tanto aumentado su densidad hasta valores astronómicos tendentes a infinito. Aplicando la Ley de Gravitación universal, cualquier partícula a su alrededor, por ejemplo de polvo, se vería atraida hacia la pelota de golf, teniendo en cuenta que la distancia entre los dos centros de gravedad sería prácticamente cero (considerese que si tenemos la pelota de golf a -274ºC, la mota de polvo, a su lado, también).

De esta forma, y a medida que motas de polvo o átomos gaseosos de nitrógeno o moléculas de CO2 o de cualquier gas a su alrededor se precipitasen hacia la pelota de golf, la fuerza de atracción de la masa se iría incrementando exponencialmente con toda la “basura” que fuera absorbiendo, comiéndose cada vez más y más materia.

Iterando varias miles de veces este proceso, cualquier cosa alrededor de la pelota de golf se iría precipitando hacia ésta, iniciándose la producción de un socavón producido por la absorción del suelo y su posterior conversión a volumen cero. La pelota de golf caería hacia el centro de la Tierra y absorbería completamente todo el planeta, sus ocupantes y atmósfera.

Imaginemos la masa del planeta Tierra reducida a volumen prácticamente cero y lo poco que duraría la Luna a su alrededor. Comenzarian también a caer todos los planetas del Sistema Solar y quizás desde alguna lejana galaxia, algún astrónomo extraterrestre nos señalase diciendo “acabo de descubrir un pequeño agujero negro”.

Alfa Centauri no tardaría mucho en ser tragada por el agujero negro, y poco a poco, cualquier partícula de la galaxia y del universo y del cosmos propio sería absorbida.

Por último, cualquier resquicio de luz sería atraído dejando el espacio interestelar completamente vacío de fotones y matería. Incluso los conceptos de tiempo y volumen dejarían de tener sentido hasta que el proceso volviera a revertirse.

Factores de Producción del Cansancio

Después de analizar porqué algunos días termino la jornada cansado y otros no, he llegado a la conclusión de que existen unos pocos factores claves que intervienen de forma fundamental en el grado de cansancio después de un día de trabajo en la oficina.

Asumo, por supuesto, que te encuentras en una buena forma física, y que no te ves afectado por tareas físicas normales tales como subir o bajar escaleras o andar.

Los factores, por orden de importancia, son:

  • Hidratación. Una mala hidratación del cuerpo incrementa la sensación de agotamiento. Una persona que no bebe agua o que lo hace de forma insuficiente se cansa más que otras.
  • Ruido de fondo.El ruido de fondo produce fatiga. El ruido no tiene porqué tener un volumen elevado, basta con que sea muy entrópico. Por eso, uno se cansa yendo a trabajar en transporte público o volando en avión.
  • Hablar. Cuanto más hablas, más te cansas. Hablar cansa y no hay nada mejor que estar callado durante todo el día para llegar a casa en plenitud de fuerzas.
  • Concentración. La concentración permanente también agota. Ésta puede deberse a que no hemos levantado la cabeza del ordenador en todo el día, a una reunión tensa, hablar y escuchar en un idioma que no es el nuestro o símplemente tener que encontrarnos con una persona que nos “intimida”.
  • Calzado y Ropa. El cuerpo necesita respirar y si no lo hace, aparece el cansancio. Uno de los puntos de respiración más importantes son los pies. Trabajar en zapatillas (de estar por casa) y sin corbata puede ser una buena fórmula.

Es decir, que si las empresas se esforzasen un poco en el control de estos factores, los trabajadores serían más productivos. Algunas ideas en el siguiente post.