Visitar Europa desde Barcelona

Como que lo prometido es deuda, este post está dedicado a Nacho y Valeria. Básicamente se trata de responder a la pregunta de que ver de Europa si tan sólo tienes 3 o 4 semanas y pisas el viejo continente por primera vez.

Mi primera propuesta es la de establecer la base de operaciones en Barcelona y desde aquí hacer salidas a los destinos más interesantes:

  • Italia y Austria. El siguiente punto de visita debería ser Verona, en el norte de Italia, donde montaremos la base de operaciones desde la que visitar el norte del país y Austria. Para llegar a Verona, lo más cómodo es volar a Milán o Venecia y alquilar un coche que nos servirá para realizar todas las visitas: Milán (a dos horas de Verona), Lago de Como (muy cerca de Milán), Venecia (a una hora de Verona), Ravenna (a dos horas), Florencia (a dos horas y media), Innsbruck (a 2 horas de Verona y pasando por el impresionante puerto del Brennero), Salzburg (a 4 horas de Verona) y la espectacular, acogedora e histórica Verona.
  • Roma. Imprescindible, lo mejor es volar en avión desde Verona o desde Barcelona porque no hay forma de aparcar el coche en ningún lado. Ahí hay que visitar toda la ciudad a pie y deleitarse con el Vaticano, la Fontana de Trevi y el Panteón de Agripa.
  • Berlín. Es una ciudad moderna y cosmopolita que encierra algunos de los museos más impresionantes del mundo. Además de ser barata es muy cómoda y acogedora y si tuviera que designar una capital de Europa la eligiría a ella. El Museo Pergamon es de obligada visita para pasear entre joyas arquitectónicas de Roma, Mesopotamia y Grecia y detenerse a contemplar la espectacular Puerta de Ishtar que en su día fue una de las puertas de la muralla de Babilonia construída 5 siglos antes de Jesucristo. Numerosos y baratos vuelos unen Berlín con las principales ciudades europeas.
  • Londres. La gigantesca y desperdigada Londres tiene realmente pocos ingleses: a los ya casi autóctonos inmigrantes indios y pakistaníes se les han unido miles de españoles, italianos, franceses y alemanes, principalmente estudiantes, que viven en la capital intentando aprender inglés. Además del centro de la ciudad (Picadilly Circus, Oxford St.,…) hay que visitar el Museo Británico, la National Gallery,  la Tate Gallery (donde están la Ophelia y el Cristo en Casa de sus Padres de Everett Millais) y el Museo de Historia Natural. La mejor forma de llegar es en avión aunque si estás habituado a conducir por la izquierda también es una opción embarcar el coche en Calais.
  • París. Creo que es una ciudad que no hace honor a su fama. La salva el Louvre y los mitos que envuelven su historia y monumentos: la Torre Eiffel, el Sena y Notre Dame. En general es bastante caro dormir y comer por lo que una buen opción si dispones de vehículo es reservar en alguno de los hoteles baratos tipo “Formule 1” que suelen estar algo alejados del centro pero que son muy cómodos y limpios. Otro aspecto a tener en cuenta son los horarios de las cocina: a partir de las 21h se hace muy difícil poder cenar en París porqué los franceses lo hacen alrededor de las 19:30 o las 20:00.

Visitando todas estas ciudades y moviéndote un poco en coche por sus alrededores, tendrás una idea bastante clara de lo que es el centro y algo del sur de Europa. Por supuesto, te faltará el sur de España y el de Italia, Grecia y los países nórdicos. Si tienes tiempo, también debes visitar Estambul.

sampietro

2 Comments

  1. Hola Sampi…ciertamente ha sido un olvido (perdonable, por supuesto) 🙂 pero me parece que te faltó ciudades como Coimbra, Oporto, Braga, Évora, incluso Lisboa 😉 un abrazo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.