El Ranking de Excusas

Llegar tarde a trabajar está mal pero hacerlo cuando tienes una reunión y te espera gente es delictivo. Llevo oyendo excusas en el trabajo desde hace ya más de 10 años y como buen documentador he estado apuntando las mejores. Por fin llegó la hora de desvelar el Top 10 de las Excusas:

(10) No podía faltar la típica “es que el autobús se ha retrasado“, “me he encontrado un accidente“, “el metro no iba” o “había tráfico” (claro, igual que todos los días desde hace 20 años). Si es que hay que ser previsor.

(9) “No se que ha pasado pero el despertador no ha sonado; es posible que se hayan terminado las pilas“… o “si ha sonado, la verdad no lo he oído” o símplemente “se me olvidó poner el despertador” (a mi se me olvidará pagarte la nómina…).

(8) “No me encontraba muy bien y he decidido darme unos minutos más en la cama a ver si mejoraba, y al final si que he podido“. Esta es muy buena porque el tardón, además, parece un héroe y una buena persona que incluso estando enfermo viene a trabajar.

(7) Otra excusa donde el tardón vuelve a ser un héroe: “venía a trabajar, hoy incluso con una hora de antelación, y de pronto he visto que le robaban el bolso a una viejecita y he comenzado a perseguir al atracador pero al final se me ha ido, luego me he quedado un rato porque estaba muy nerviosa“.

(6) Esta es de los últimos tiempos: “el parking de bicis estaba lleno” o “se me ha pinchado la bici” o “no me entraba la marcha de la bici“.

(5) Esta sólo es válida para el verano: “es que hacía tanto calor hoy que he tenido que venir andando muy despacio porque sino hubiera llegado muy sudado“. Mi primer pensamiento es “este tio es tonto”.

(4) Luego está la típica y sobreexplotada “es que hoy no tengo a nadie para los niños” o “es que la chica que me cuida a mi hijo me ha llegado tarde” o “tengo al niño con paperas” o “tengo al niño con fiebre” o “tengo reunión en el colegio” o “me ha llamado el profesor“. En fin, estas me parecen un poco raras porque hay gente que tiene al niño malo 2 de cada 3 días.

(3) “Estaba a punto de entrar y me he dado cuenta de que me había dejado el ordenador” o “me había dejado la cartera” o “me había dejado el teléfono“… “y he decidido volver“.

(2) “Salia del parking cuando me he encontrado que un coche sin conductor taponaba la salida. He estado a punto de volver a dejar el coche y coger el bus pero entonces ha aparecido el conductor, nos hemos insultado y nos hemos acabado dando de hostias“.

(1) La mejor: “El vecino de arriba ha comenzado a tocar la flauta a las 12 de la noche y no ha parado hasta las 6 de la mañana cuando me he dormido. A las 8 me ha sonado el despertador, pero claro si venía a trabajar no iba a rendir así que me he quedado hasta las 2 durmiendo, y después entre que comía y tal, se han hecho las 4 y ya no valía la pena venir“.

En fin, como se puede observar, todas ellas bastante patéticas cuando curiosamente los que llegan tarde siempre son los mismos y utilizan aleatoriamente una u otra excusa para justificarse.

9 opiniones en “El Ranking de Excusas”

  1. Hola Oscar, desgraciadamente no soy empresario…Desde luego en España lo que hay es quejititis; todo el mundo se queja, quien no esté a gusto en su trabajo que lo deje, que trabaje sólo 8 horas, que rebaje su sueldo, que se haga funcionario o un millón de trabajos que no requieren ni dedicación ni estrés. Cualquier recién llegado a España encuentra trabajo en 3 semanas, porque no vamos a conseguirlo nosotros ???.

  2. Claro, claro sampietro, elegimos lo que trabajamos, 🙂 lo que hay que hacer es a empresarios como tú (supongo) es darle lo mínimo establecido por ley para que aprendáis. Si no tenéis vida o no queréis a vuestra mujer e hijos dejad que los demás que no tenemos esos problemas disfrutemos de los nuestros. ¿Que todos somos jefes? Ese es uno de los problemas que nos han dado a todos responsabilidades de jefes pero no ha sido reconocido en ninguna otra circunstancia. Yo no quiero ser jefe, quiero trabajar lo imprescindible y a casa a disfrutar y quien disfrute quedándose hasta las 24:00 en el trabajo que se lo mire y nos deje en paz a los demás.

  3. Albert, ese es uno de los problemas de nuestro país, lo que nos diferencia del resto de países europeos y una de las cosas que hace que los trabajadores estemos hechos un verdadero lío cuando reivindicamos algo, pues no llamamos las cosas por el nombre que tienen y nos andamos con eufemismos hijos del marqueting y del buen rollito: se ha querido desactivar el “discurso de la lucha de clases”, ¡fíjate que aquí nadie habla de “clase obrera”, de “clase trabajadora!, hasta suena raro y todo, mientras en Francia, Italia, Francia, Gran Bretaña o Alemania sí lo hacen…Y que yo sepa sigue habiendo clases sociales, ¡y tanto que sí!, sobre todo aquí, sólo hace falta fijarse en los salarios patéticos que tenemos, o comparar las diferencias salvajes de unos barrios de Barcelona con otros…Ah, ¿cada uno trabaja las horas que quiere en este pais?, bueno bueno, sí que es cierto que nadie te puede obligar a hacer más de 40 horas semana, ¡eso viene por ley claro!, pero te puedo jurar que en la mayor parte de empresas lo hacen, vaya que si lo hacen, de forma muy sibilina, sutil y con esa frase tan bonita que os decía…

  4. Celebro que los niños de tu entorno gocen de buena salud, pero desafortunadamente no siempre es así. Recuerdas con quién querías estar de pequeño cuándo estabas en enfermo? Seguramente contestarás que con tu madre… Tengo 41 años, 2 niñas pequeñas, hace 6 años me “reconvertí” laboralmente, con la conciliación como prioridad olvidándome de cualquier atisbo de promoción. Te aseguro que cuando mis hijas están enfermas y hago malabarismos para llegar a “todas partes” lo último que deseo saber es que suena a excusa “sobreexplotada”, porque no lo es.

  5. todo depende de si uno tiene un jefe del tipo “nordico” o “mediterraneo”, o lo que es lo mismo, que mide la eficacia en ratios de productividad o de presencialidad.

  6. Hola Pedro, el discurso del jefe-trabajador es del siglo XIX. Hoy en día todos son/somos jefes de algo o alguien y trabajadores (tenemos un jefe que nos manda). Esto es como el otro día en la manifestación de funcionarios… “es que nosotros no hemos hecho nada, no se porque nos tienen que bajar el salario, nosotros no hemos hecho nada…” pues por eso, por no hacer nada. Es lo mismo. Mientras sigamos pensando que vivimos en el siglo XIX y que existen jefes y trabajadores, y que son como de dos razas distintas vamos mal. Cada uno trabaja las horas que quiere en este pais, que yo sepa. Saludos,

  7. La mejor de todas, pero sin dudarlo un segundo, a parte: ¿qué jefe tiene la jeta, el morrazo de responder a esto?, pues es de sentido común. Esta excusa es perfecta para gastar con empresarios españolitos:
    “jefe, como desde que llevo trabajando aquí, ya sabe usted que llevo dos años y medio en la empresa, hago horas extra obligatoriamente -usted únicamente me dijo al entrar eso tan clásico de “nosotros aquí siempre trabajamos unas once horas diarias”, pero claro”-, aunque los documentos de la ley no digan nada de eso, mi contrato decía ocho horas diarias y cuarenta semanales nomás, al resto de mis compañeros les pasa igual. Pues eso jefecito: que me he permitido llegar tarde, bueno, lo haré cuando me venga en gana…Y haré cada día las ocho horas diarias que me corresponden -salvo puntas de producción claro, que haré horas extra si la empresa lo necesita-, 40 semanales, ¡y punto en boca jefe!”

    Si nuestros trabajadores tuvieran la valentía de actuar así, o sea de actuar según dicta la ley española y la moral, todo iría mucho mejor en España.

  8. vaaaleeeee, tots ho hem fet alguna vegada,no?
    Jo tinc una d´un company que es la milloR “AVUI VINDRE TARD PERQUE TINC SON I VULL DORMIR”. CON UN PAR.

Deja un comentario