Cómo saber que tú empresa se muere

Algunos indicadores que pueden advertirte que tú empresa ha comenzado a morir irremediablemente:

  • Ha crecido desmesuradamente, ha sufrido adquisiciones o fusiones, ha perdido la identidad de grupo y sus integrantes han dejado de conocerse (recordar el número de Dumbar).
  • La mayoría de la gente lleva demasiado tiempo en la compañía desarrollando las mismas funciones (o parecidas), acomodados, sin incentivos y rozando la desidia.
  • Los mandos intermedios pierden el tiempo de forma apasionada en politica empresarial, luchando por sus despachos, derrochando prepotencia ante los subordinados e intentando colgarse medallas ante sus jefes en vez de innovar, vender y cuidar a los empleados.
  • La facturación proviene de unos pocos pero grandes clientes. La cartera de cuentas no se ha diversificado y a los clientes actuales se les maltrata pensando que su única alternativa es nuestra empresa.
  • La burocracia se ha apoderado del tiempo a todos los niveles. Mandan los procesos más que los clientes y la innovación. Las excepciones a las reglas se pagan caras.
  • La compañía cree que lo difícil es vender y que lo fácil es producir o entregar lo vendido hasta el día en que se consiguen grandes pedidos y no se saben servir (por no hablar de los agujeros de liquidez).
  • Frente al abismo, cuando es el momento de tomar decisiones, se opta por el reduccionismo simplista, por lo fácil. Aparece el miedo, los reinos de taifas y la falta de autoridad.

Y si encima, todo eso sucede en tiempo de crisis, ya se tienen todos los ingredientes para firmar el certificado de defunción, retirarse a meditar e intentar hacerlo mejor la próxima vez.

Como me comentaba el otro día Pedro, que le había contado Aitor que lo había sacado de no-se-donde, “algunas veces se gana y otras se aprende“.

6 opiniones en “Cómo saber que tú empresa se muere”

  1. Tienes toda la razón del mundo en este punto, la mayoria de nuestras empresas estan apuntando a su final.
    Sobre lo del esfuerzo personal, es un fallo de concepto en el cual todos hemos caido, antes o despues, pero es bueno aprender la lección y saber discernir entre tu vida y trabajo, y tener muy claro que el trabajo es solo una herramienta para vivir y mantener tu vida, no hay que intercambiar este orden; te ahorras muchos chascos.

  2. Hola Irene,

    Pues hoy mismo las previsiones dela CE para España es que vamos a llegar al 15% de paro (cuando todo el resto estará por debajo del 10%). Y supongo que el 15% es optimista en el inicio de la crisis. Estas mismas previsiones de expertos dicen que todo el resto de países solucionaran su crisis a finales del 2009, pero lo nuestro va para bastante mas largo. Yo creo que no es mediático y hay algo más de realidad en ello. Si en este país por decir que hay crisis y que con ello los puestos de trabajo peligran hace que baje el absentismo, simplemente corrobora que somos un país de opereta poco serio y poco cumplidor profesionalmente.

  3. Pero que crisis que no sea la mediática es la que estamos padeciendo? No existe tal crisis real! Cuantos ERES se han hecho ya efectivos? Cuantos bancos han quebrado? Y cuantas cosas hemos dejado de consumir o cuantos dias hace que no vamos al cajero pensando que estamos en crisis? Crisis de ideas emprendedoras es lo que hay y al fin el miedo a quedarse sin trabajo, la mejor sensacion para que todo el mundo trabaje mas y mas para quienes tienen crisis. Sabeis que se ha reducido un 30% el absentismo laboral estos 2 meses?

  4. Hola Albert,

    Tienes razón en que produce rabia y pena (simultanemente) ver como se puede destruir una labor profesional de construcción que ha costado mucho esfuerzo e ilusión y que a lo largo de años (desde 1994) y escalón a escalón se ha ido construyendo para que ahora en poco tiempo se pueda destruir. Pero creo que la situación critica en que nos encontramos nosotros es más de país que de una cierta empresa determinada.

    Opino que el problema de fondo de la situación de crisis que se esta produciendo hoy en día en las empresas no es algo coyuntural, simplemente esto es la punta del iceberg del problema de crisis estructural que todo el país tiene y que ha estado incubándose en los últimos años de consumismo exacerbado en un mercado globalizado que inicialmente te entrega productos de otros países que consumes de forma descontrolada pero habiéndolos comprado a crédito.
    Creo que en nuestro país tenemos una latente y profunda crisis estructural motivada básicamente por productividades muy bajas, salarios de primer mundo, industria interna tipo “maquilas” de multinacionales extranjeras y con sectores productivos totalmente destrozados como el de la construcción, minería, textil y turismo que ya no volverán nunca más a ser lo que han sido. Lo de crisis financiera en nuestro país es lo de menos. Lo grave es que nosotros tenemos incubada una enfermedad más grave de lo que se esta aparentando y somos como el enfermo que se resiste a admitir la gravedad de su situación. Cuando los demás hayan solucionado sus problemas financieros a nosotros nos quedará el resto. Por no decir además que con nuestro modelo político propio, formado por administraciones locales, regionales, autonómicas y centrales, estamos soportando entre todos los trabajadores a un volumen excesivo de funcionariados y políticos que en países modernos no es posible resistirlo. Lo único que nos ha aguantado de momento ha sido la inmigración recibida de salarios bajos y que ahora empezará a cobrar subsidios sociales para finalmente empezar a irse. Por lo de los ERE’s de las noticias no nos debemos extrañar ya que es el único camino que ahora les queda a nuestras empresas a, sólo hay que ver como tenemos a nuestra poca industria la cual poco a poco será finalmente desmantelada como lo fue la del textil y la de la minería en los años 80-90.
    En fin, ahora toca que se nos ponga a nosotros en el sitio que nos corresponde a todos los que estamos consumiendo o viviendo por encima de nuestras posibilidades como si fuéramos unos “nuevos ricos”. No deberíamos intentar comportarnos como hace el 10% más pudientes que nosotros, deberíamos compararnos y ponernos en el sitio del 90% más pobres que nosotros que es donde nos pondrán muy pronto los países emergentes como China, Brasil, India, etc., a los cuales les estamos ya comprando sus productos y servicios para enriquecerlos a costa de nuestra cada vez más pobre y raquítica industria nacional que se encuentra en franco retroceso y declive. Personalmente a mi lo que más me preocupa es el futuro profesional que les podremos dejar a nuestros hijos, creo que tal vez sea el de la inmigración que hasta ahora hemos recibido nosotros. Nunca se sabe que pasará en el futuro, pero se puede intuir ……..

    Un abrazo
    Ferran

  5. Hola Ferran !… sí, quizás soy un poco duro. Pero es que es la rabia y la pena de que algo en lo que has invertido personalmente muchas energías y fuerzas se desvanezca lenta pero inexorablemente.

    Efectivamente, creo que la clave es lo que dices tú: unidades o empresas pequeñas concentradas y lideradas por expertos o gurús.

    Me ha gustado encontrarte por aquí. Un abrazo !.

  6. Albert,

    ¿eres un poco duro hablando de defunciones?
    Personalmente opino que lo que comentas es un mal de todas las grandes compañias ya que las organizacioens grandes son impersonales y burocraticas precisamenet pro ser garndes.
    Personalmente opino que el secreto esta en saber organizar una gran compañia en unidades autonomas que sean agiles y flexibles estando especialziadas en determinados temas concretos con lo cual pueden ser competitivas y dan rentabilidad. Es un tema apunatdo por muchos “gurus”, p.e. Superlopez del automovil.

    El error esta en intentar cuadrar el circulo. Es muy dificil. Alguien ha dicho que lo verdaderamente grande es saber hacer las cosas grandes que sean pequeñas y asi digeribles. Lo de hacer defunciones, es lo simple y sencillo.

    Un abrazo,
    ferran

Deja un comentario