La Lista de Deseos

La Clave Número Uno para conseguir la felicidad es disponer de una Lista de Deseos pero muchas veces se confunde esta lista con otras cosas como pueden ser cuatro palabras en un cuaderno olvidado o pensamientos que creemos eternos, etc.

Posiblemente, al igual que en los animales, nuestra felicidad es más intensa en el camino hacia un objetivo que en el momento justo de consecución de ese objetivo. Cuanto antes identifiquemos lo que queremos hacer, antes comenzaremos a trabajar para lograrlo y en ese camino es cuando mejor estaremos.

Una buena Lista de Deseos que deba asegurar nuestra felicidad se compone de tres partes:

  1. La Lista de Deseos que tengo aun pendientes por realizar.
  2. La Lista de Deseos Cumplidos, que a medida que se van realizando se quitan de la lista 1.
  3. La Lista de Deseos que Caducaron sin ser cumplidos, como puede ser “Ganar un oro en los juegos olímpicos de Barcelona”.

Algunas características imprescindibles para hacer una buena Lista de Deseos son:

  • El soporte sobre el que escribiremos nuestra lista debe ser duradero y respetado. Si la escribimos “furtivamente” en un trozo de libreta vieja, muy probablemente la olvidaremos o perderemos. Lo mejor es utilizar una buena libreta, cuanto más cara mejor, y situarla en el mejor rincón de la casa. La Lista de Deseos como motor de nuestra felicidad tiene que ser escrita y resguardada como si de oro se tratase. Uno de los mejores soportes, quizás, es el digital. Puedes ponerla, por ejemplo, de fondo de escritorio.
  • Hacer pública la lista de deseos o compartirla con amigos es clave: por un lado nos asegurará que no “borramos” deseos cuando los vemos muy difíciles mientras que por otro lado podemos recibir ayuda por parte de las personas que conocen nuestra lista. Poe ejemplo, imaginemos que hemos puesto que queremos un perro, posíblemente si nuestros amigos conocen que este es uno de nuestros deseos, estarán atentos por si encuentran o descubren a alguien que regala uno.
  • La lista se tiene que componer de micro-deseos y macro-deseos. No solamente deben escribirse grandes quimeras o deseos que tienen que ser cumplidos dentro de 10 años. Los micro-deseos (por ejemplo, ir a visitar un museo este domingo) constituyen la base de la felicidad díaria. Cualquier cosa que queramos hacer y nos vaya a producir satisfacción o felicidad es un deseo y por tanto tenemos que escribirlos.
  • Los deseos deben llevar la fecha de cuando los inscribimos en la lista (en la Lista de Deseos) y de cuando los cumplimos (en la Lista de Deseos Cumplidos). Es importante ser capaz de realizar deseos semanalmente.

Posiblemente habrán más características de una Lista de Deseos pero estas son las más importantes.

Deja un comentario